¿Por qué Meghan Markle lleva siempre los zapatos grandes?

Por María Muñiz
Photo credit: Getty Images

From Cosmopolitan

Son preciosos, estilizan nuestra figura y alargan nuestras piernas como por arte de birlibirloque, y aunque lucirlos supone todo un reto para nuestros pies y equilibrio, pocas cosas hay que nos gusten más que un buen taconazo. Todo son fantasías con salones de ensueño hasta que la realidad de ampollas y rozaduras vuelve a convertirse en una auténtica tortura. Hasta ahora, cuando parece ser que Meghan Markle tiene la solución a todos nuestros problemas.

Según han observado algunas de esas atentas miradas que fichan todos y cada uno de los detalles de los looks de Meghan, la nueva 'royal' acostumbra a llevar los zapatos algo más grandes de lo que le corresponde. Y es que, a pesar de que vaya en contra de lo que llevamos pensando toda la vida y de lo incómodo que esto pueda parecer, realmente puede salvarnos la noche: "Las 'celebrities' a menudo lo hacen cuando están en un evento o en la alfombra roja y es por una razón que todos podemos entender: para evitar las ampollas," contaba la experta en moda Harriet Davy a The Sun.

Photo credit: Getty Images

La última vez en la que hemos visto a la duquesa de Sussex echar mano de este truco fue el pasado 19 de junio, para completar su vestido camisero de Givenchy con el que acudió al Royal Ascot, donde todos pensamos que en realidad se trataba de un pequeño fallo estilístico. Pero, echando la vista atrás, ésta lejos quedaba de ser la primera vez que Markle ponía en práctica esta forma peculiar de llevar sus salones. De hecho, hay que remontarse (al menos) hasta aquel anuncio de compromiso.

Photo credit: Getty Images

Y es que,"no hay nada peor que los zapatos incómodos (todas los hemos sufrido) y cuando las VIP como Meghan llevan tacones durante un largo período de tiempo, a menudo se les hinchan los pies," afirmaba Davy. Ahora todo tiene una explicación y sobre todo tratándose del (caluroso) mes en el que nos encontramos.

Pero al igual que nosotras, seguramente te estarás preguntando cómo llevar unos zapatos que no son de tu talla hasta ese momento de hinchazón de pies llegue para poner a prueba tus pies, después de unas horas dándolo todo. "El truco está en rellenar la puntera del zapato con un pañuelo de papel o algodón, y se puede quitar una vez que se sienta que necesitas un poco más de espacio en tu zapato," desvelaba la experta.

Y tú, ¿te atreves a hacer el experimento en tu próximo evento?