Meghan Markle se salta todos los protocolos y hace algo impensable

·3 min de lectura
Meghan Markle en el programa de Ellen Degeneres 'The Ellen Show'. (Photo: Ellentube)
Meghan Markle en el programa de Ellen Degeneres 'The Ellen Show'. (Photo: Ellentube)

Después de la más que sonada entrevista con Oprah Winfrey, Meghan Markle parece no haberse cansado de los focos y de las charlas mediáticas en Estados Unidos y este jueves visitó The Ellen Show, el programa de Ellen DeGeneres, y allí dio varios momentos que han sorprendido a muchos.

Durante su entrevista, Markle se mostró divertida, risueña y mucho menos tensa de lo que lo estuvo con Oprah, donde salieron a relucir los presuntos comportamientos racistas de la casa real británica.

La duquesa de Sussex estuvo tan distendida que llegó a protagonizar una cámara oculta que desafiaba todos los protocolos y sorprendió a los vendedores de unos puestos que se colocan cerca del estudio de The Ellen Show.

Una supuesta asistente de Markle les avisó de que tenían que tratarla con total normalidad, mientras que la duquesa de Sussex tenía que seguir todas las indicaciones y órdenes que le dé DeGeneres. Primero, le pidió cosas como que se tocara el codo o la nariz, pero luego le subió el listón pidiéndole que hiciera una sentadilla o sintiese el poder de unos cristales de uno de los puestos.

Markle llegó a preguntarle a la vendedora: ”¿Puedes sentir mis poderes?”. También tuvo que decirle a uno de las personas en los puestos que la llamara “mami”, fingir que comía como una ardilla o sacar un biberón con leche del que bebía para bajar el picor de una de las salsas que le dieron a probar.

La última prueba fue tener que ponerse unas orejas de gato y cantar una canción infantil contándole a una vendedora que eso es lo que le hacía a sus hijos. Tras esto apareció DeGeneres a su ‘rescate’ y la duquesa de Sussex se mostró totalmente ruborizada, incluso tapándose la cara y pidiendo disculpas a los vendedores.

Doble promoción: su reivindicación por la maternidad y su libro infantil

Su visita al programa se ha producido apenas unos días después de ser noticia por sus llamadas a varias senadoras para que apoyasen la baja de maternidad remunerada usando además su título en la casa real británica: duquesa de Sussex.

Markle aprovechó su intervención en el programa para hacer un llamamiento sobre este asunto. “Creo que la gente realmente olvida, o ni siquiera sabe, que en este país, es uno de los únicos seis países en todo el mundo, y el único rico, que no exige tener un programa federal de bajas remuneradas”, señaló.

“Todo el mundo lo sabe, especialmente si ha tenido un hijo e incluso si no lo ha tenido, sabe lo difícil que es y lo crítico que es en esas primeras semanas, si no meses, estar juntos como familia. Y el hecho de que no ofrezcamos eso aquí es algo que ahora, como madre de dos hijos, haré todo lo que pueda para asegurarme de que podamos implementarlo”, explicó.

“Voy a hacer todo lo que esté en mi poder para que se convierta en ley”, enfatizó la duquesa de Sussex.

Ese no fue la única reivindicación personal de Markle en su entrevista, también aprovechó para promocionar su último libro infantil, The Bench, el que contó que escribió inicialmente como un poema para Harry por el Día del Padre. “Era mi carta de amor a Harry, pero varios amigos lo leyeron y dijeron sentirse identificados. Por eso decidí publicarlo”, señaló.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente