Meghan y Harry despiden a todos sus empleados de Londres

El Megxit tiene consecuencias para 15 trabajadores que pierden su puesto (Photo by Samir Hussein/WireImage)


El Megxit no solo trae consecuencias negativas para la Familia Real británica sino también para los trabajadores que se dedicaban a servir a los Duques de Sussex, Meghan Markle y el Príncipe Harry.

Meghan y Harry ya viven en Canadá, asentados y alejados de la monarquía de Isabel II, pero tras su marcha de las funciones Reales que implica la corona, no han querido dejar ningún cabo suelto y esto implica tener que dejar a su personal de confianza en el paro.

Meghan y Harry podrían haber contratado a la agencia que convirtió a las Kardashian en influencers globales y multimillonarias. Además de esto, la oficina que gestionaba la imagen de los Sussex y toda su agenda de actos y actividades cierra sus puertas.

El cierre de dicha oficina implica el despido forzoso de todos los trabajadores que la integraban y, según recoge Daily Mail, los ex duques ya han comunicado a todo su equipo que se quedan de patitas en la calle.

Son 15 personas las que pierden su puesto de trabajo y es que sus funciones dejan de tener sentido al haberse desvinculado Meghan Markle y Harry de la corona, sus eventos y sus apariciones protocolarias.

Sin embargo según el tabloide británico, Buckingham va a intentar no despedir a uno o dos miembros de dicha oficina reubicándoles en nuevos puestos de trabajo. Sin embargo el resto de miembros no podrán ser reubicados.

A estos despidos se suman también los del personal de servicio de la casa de Meghan y Harry que también ha quedado cerrada. Ahora le toca a la familia Real negociar las indemnizaciones de cada trabajador despedido por el Megxit.


Meghan y Harry siguen en Canadá trabajando con su asesora de imagen de UK (Photo by Facundo Arrizabalaga - Pool/Getty Images)


Según detalla un informador del Daily mail: "Dada la decisión de dar un paso atrás en sus tareas, ya no se necesita una oficina en palacio. Mientras que cierran los detalles se está intentando recolocar a la gente dentro de otros puestos de la casa real. Por desgracia no será fácil, porque puede haber cargos duplicados”.

Pero Harry y Meghan sí han querido mantener cerca a sus trabajadores de máxima confianza incluso yéndose a Canadá y por eso siguen contratadas su jefa de comunicación y asesora de imagen Sara Latham y también Marnie Graffney, su ayudante y mano derecha. De hecho, Gaffney fue la artífice de la gira australiana y la africana de los Sussex que tanto humanizó su imagen cuando la prensa más machacaba a Meghan.

Fiona Mcilwham, secretaria personal de Harry y Meghan, no sigue a su lado pero es una de las pocas afortunadas que será reubicada en alguna oficina o departamento dependiente de la familia Real.

Lejos de estar despechados, los trabajadores despedidos están agradecidos a Meghan y Harry por el trabajo bien hecho y, según la citada fuente: “Son muy leales a los Sussex y respetan la decisión. Todos se llevan muy bien entre ellos y se están apoyando. Están muy ocupados ayudando a los duques a reorganizar sus vidas para el futuro y a cerrar sus últimos compromisos oficiales”.


Más historias que te pueden interesar

Meghan y Harry ya tienen sustitutas en la monarquía

¿Vuelve Meghan Markle al mundo del cine?

A Meghan y Harry le sale mal la jugada