Medio centenar de extremistas atacan en Maldivas una ceremonia en el Día Internacional del Yoga al considerarla "antiislámica"

·3 min de lectura

Malé, 21 jun (EFE).- Medio centenar de extremistas atacaron este martes a los asistentes a un evento por el Día Internacional del Yoga en el Estadio Nacional de Maldivas, por considerar la práctica de esta disciplina como antiislámica y pura "holgazanería".

El grupo de alrededor de 50 hombres, encabezados por dos conocidos académicos islámicos, irrumpió en el evento agitando banderas y mensajes islamistas tras enfrentarse con la policía en la puerta del Estadio Galolhu de la ciudad de Malé, pese a los intentos de las autoridades por contener y dispersar a los atacantes.

Tras superar los controles de seguridad y las barricadas, los manifestantes atacaron con golpes y empujones a varios participantes, y destruyeron parte de las instalaciones dispuestas para el evento que contaba con la participación del embajador de la India en Maldivas, Munu Mahawar, entre otros diplomáticos.

"Nos estamos tomando este ataque muy en serio. Seis hombres ya han sido arrestados, pero les seguirán más si es necesario", dijo a Efe un portavoz de la Policía maldiva, que pidió el anonimato.

La protesta fue encabezada por Adam Nishan y Fazloon Bin Mohamed, ambos reconocidos líderes de la comunidad musulmana que pronunciaron discursos incendiarios antes de que los manifestantes se enfrentaran con la policía en la puerta del estadio.

Adam Nishan había convocado a sus seguidores en las redes sociales horas antes para participar en "una marcha pacífica" frente al estadio para rechazar lo que calificaron como el "movimiento hindú del yoga".

El presidente de Maldivas, Ibrahim Mohamed Solih, anunció el comienzo de una investigación sobre el incidente y prometió una respuesta ejemplar.

"Esto se está tratando como un asunto de grave preocupación y los responsables serán llevados de manera expedita ante la ley", dijo en Twitter.

El incidente de hoy ocurre en medio de una campaña contra la India en el país del archipiélago que, según denuncia el Gobierno maldivo, está siendo agitada por la oposición.

Solih acusó el pasado abril al opositor y expresidente Abdulla Yameen de liderar una campaña contra la presencia militar de la India en el país con el objetivo de debilitar las relaciones de su Gobierno con Nueva Delhi.

La tensión de hoy está también precedida por la condena internacional causada por los comentarios ofensivos contra el profeta Mahoma de dos miembros del partido nacionalista hindú BJP, que gobierna la India, que desencadenaron amenazas islamistas.

Maldivas sufre además un grave problema de yihadismo, a pesar de que bajo el prisma internacional el archipiélago suele estar más relacionado con idílicas playas de cóctel y bikini que con el islamismo radical.

Un informe de Naciones Unidas de 2015 que se refiere al número de terroristas extranjeros hizo una mención especial sobre Maldivas, que con un desproporcionado número de combatientes era el cuarto país que más personas había aportado hasta entonces a las filas del EI: 200 de una población total de 345.000 habitantes.

Además, un informe de 2019 elaborado por una comisión presidencial concluyó que Maldivas cuenta con células activas de Al Qaeda y el grupo yihadista Estado Islámico. Hace un año el expresidente del archipiélago Mohamed Nasheed resultó gravemente herido en un atentado con bomba que fue vinculado con extremistas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente