Medidas de prevención marcan el inicio de sesiones de órgano consultivo chino

Pekín, 21 may (EFE).- Fuertes medidas de control contra la propagación del coronavirus protagonizan el arranque de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), que reúne en Pekín a los más de 2.000 miembros de este órgano asesor constituido por caras conocidas de toda la sociedad china.

Los 2.057 delegados se presentaron en el auditorio del Gran Palacio del Pueblo de Pekín cubiertos con mascarillas para prevenir posibles contagios durante la apertura de las llamadas "Dos sesiones" chinas, mientras que los líderes del país, entre ellos el presidente, Xi Jinping, presiden la tribuna a cara descubierta.

Los asistentes guardaron un minuto de silencio como muestra de respeto a las al menos 4.634 víctimas que, según las cifras oficiales, se ha cobrado la COVID-19 en China hasta el momento.

El veterano baloncestista chino Yao Ming o el actor Jackie Chan se encuentran entre el total de 2.151 miembros que componen el CCPPCh, procedentes de los ámbitos militar, académico, empresarial, religioso, cultural o deportivo, nombrados con carácter honorífico para un órgano que no cuenta con poder real alguno.

Así, la función teórica de este órgano es el de representar a la sociedad china y elaborar propuestas para los órganos ejecutivos, pero sin carácter vinculante.

Durante la sesión de apertura, el presidente del Comité Nacional del CCPPCh, Wang Yang, repasó en un discurso el trabajo realizado en el último año, y no faltaron referencias a la rivalidad que China mantiene con Estados Unidos en el plano económico y que la pandemia ha agrandado entre acusaciones mutuas sobre los orígenes del coronavirus.

Este órgano consultivo se reúne cada año en paralelo a la Asamblea Nacional Popular (ANP, equivalente al Parlamento), cuya reunión dará comienzo mañana y que abordará temas como la aprobación de un código civil o la gestión gubernamental del coronavirus.

Además, durante la reunión anual de la ANP habitualmente se divulgan las previsiones económicas, aunque se desconoce si este año se aportará un dato exacto para el objetivo de crecimiento del PIB, como solía ser habitual, una horquilla -como fue el caso del pasado año- u otra solución, dado el frenazo económico causado por la pandemia.

Las reuniones anuales de la CCPPCh y de la ANP (conocidas en chino como "Lianghui": "Dos Sesiones") escenifican, de algún modo, la victoria de China contra el coronavirus, en un momento en que gran parte del mundo se encuentra todavía confinado por la pandemia.

Tanto la ANP como la CCPPCh, previstas este año para celebrarse a principios de marzo, se tuvieron que retrasar a consecuencia de la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2, que por el momento ha dejado 82.967 infectados diagnosticados oficialmente en China, de los que 4.634 han fallecido por la resultante COVID-19.

(c) Agencia EFE