Las medidas de confinamiento se "prolongarán" en Italia

El jefe del gobierno italiano, Giuseppe Conte, anunció el jueves que las medidas de confinamiento que imperan desde hace una semana en este país, el más afectado de Europa por la pandemia de coronavirus, serán "prolongadas cuando lleguen a su término", el 3 de abril.

"Las medidas que hemos tomado, las que provocaron el cierre de la mayoría de las empresas en el país y el de las escuelas, se prolongarán cuando lleguen a su término", declaró el jefe de gobierno en una entrevista con el diario Il Corriere della Sera.

"Hemos evitado que el sistema de hunda, las medidas restrictivas funcionan y está claro que cuando alcancemos el pico y los contagios comiencen a disminuir, al menos en porcentaje, dentro de algunos días, esperemos, podremos volver a nuestra vida de antes", dijo Conte.

La pandemia mató a 475 personas en Italia entre martes y miércoles, el peor balance diario registrado en un país desde el inicio de la epidemia.

En total, casi 3.000 italianos han fallecido debido al coronavirus, un balance muy cercano al de China, donde surgió este virus en diciembre.

El primer ministro también dijo que no se ha pensado en tornar más severas las medidas restrictivas, pero se dijo dispuesto a "actuar" si las normas no se respetan.

"Tenemos que tener sentido común y obrar siendo conscientes de lo que hacemos. Las sanciones penales para quienes no respeten las reglas están ahí y serán estrictamente aplicadas", advirtió.

"Estoy de acuerdo con los alcaldes que han cerrado los jardines y los parques. Una cosa es practicar una actividad deportiva y otra es que los lugares públicos se conviertan en puntos de reunión de personas, lo cual es inaceptable", prosiguió.

Varios responsables locales de las regiones del norte del país, donde los contagios siguen aumentando, consideran que si las cifras no mejoran en los días venideros habrá que tomar medidas más severas y prohibir por ejemplo hacer 'jogging' en la vía pública.

Desde hace una semana, 60 millones de italianos están confinados en casa y sólo pueden desplazarse por razones profesionales o motivos urgentes. Las escuelas están cerradas y se prohíben las reuniones.