La medida que pone en 'peligro' al 40% de los conductores

·2 min de lectura
Tráfico denso en una calle de Madrid (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Tráfico denso en una calle de Madrid (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Es uno de los grandes temores de millones de conductores, especialmente los propietarios de automóviles ‘veteranos’: la cita, para muchos anual, con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Se trata de un examen más necesario que nunca tras la pandemia. Y obligatorio en todos los casos, como ha recalcado la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV).

El organismo ha recordado este jueves que todo vehículo que se encuentre matriculado debe tener la inspección técnica al día, sin importar si se encuentra estacionado o no. No tenerla en vigor constituye una infracción grave de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y lleva aparejada una sanción económica de 200 euros.

“Aún estando aparcado, existen riesgos potenciales a cubrir tanto desde el punto de vista de la ITV como del seguro, como pueden ser pérdidas de aceite en el vehículo o fallos en los frenos que pueden provocar daños personales y materiales al resto de ciudadanos y vehículos de la vía”, asegura Guillermo Magaz, director gerente de esta entidad.

Este hecho podría suponer un problema para quienes optan por no mover el coche durante días después de que haya expirado el plazo válido de la última ITV.

La propuesta que hoy afectaría al 40% de conductores

Hace días, el propio Magaz compareció en el Congreso para plantear varias propuestas en relación a la vigilancia de que los coches pasen la ITV. Entre sus medidas, planteó utilizar las cámaras ya existentes para detectar aquellos vehículos con la ITV caducada, algo posible, explicó, debido a que existe un gran número de instalaciones con un grado de automatización elevado, que permite cruzar la información de las imágenes detectadas con los datos del Registro General de Vehículos de la Dirección General de Tráfico.

Esta idea pasaría por aprovechar la red de vigilancia en las zonas de bajas emisiones o las áreas video vigiladas con reconocimiento de matrícula.

De llevarse a cabo, más de uno (y de dos) se llevaría un disgusto. Según datos de la DGT y del Ministerio de Industria citados por AECA-ITV en 2021 hay algo más de un 40% de absentismo en la fecha límite para renovar la ITV. La cifra supera el 32% que se registró en 2020, un año marcado por los confinamientos relacionados con la pandemia.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente