A medida que se acercan los comicios en EEUU, persisten las afirmaciones inexactas

Louis BAUDOIN
·5 min de lectura
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mira un vídeo del candidato demócrata Joe Biden en un mitin en el aeropuerto de Opa Locka, Florida, el 2 de noviembre de 2020

A medida que se acercan los comicios en EEUU, persisten las afirmaciones inexactas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mira un vídeo del candidato demócrata Joe Biden en un mitin en el aeropuerto de Opa Locka, Florida, el 2 de noviembre de 2020

A un día de las elecciones de Estados Unidos, circulan afirmaciones engañosas sobre el presidente Donald Trump, que se postula a la reelección, y su retador Joe Biden referidas a temas candentes como la pandemia de covid-19, la economía y la atención médica.

La AFP examina a continuación las afirmaciones inexactas de ambos candidatos.

- "Súper depredadores" -

Trump afirmó el domingo en Twitter que Biden calificó a los jóvenes negros de "súper depredadores". 

Pero fue Hillary Clinton, no Biden, quien utilizó esa frase en los años 1990.

En el debate final entre ambos candidatos el mes pasado, Biden aseguró que no usó esa expresión. No obstante, sí habló de criminales "depredadores" durante un discurso en el Senado a favor de una ley de 1994 para combatir el delito.

- Dos millones de vidas salvadas -

Trump y su equipo de campaña han reiterado en mítines, entrevistas y discursos que la respuesta del gobierno a la pandemia del nuevo coronavirus "salvó más de dos millones de vidas".

La afirmación radica en un estudio de marzo de 2020 del Imperial College de Londres sobre cómo se habría diseminado el virus bajo diferentes niveles de respuesta.

"En el (poco probable) caso de una ausencia de medidas de control o cambios espontáneos en el comportamiento individual", las muertes podrían llegar a 2,2 millones en Estados Unidos, indicó.

A las 11H00 GMT del 1 de noviembre, se registraron 230.556 decesos y 9.127.109 casos en el país.

La respuesta de Trump a la pandemia no salvó a 2,2 millones de personas.

- "Farsa" del coronavirus -

Biden y su equipo de campaña afirmaron en una publicidad electoral que Trump calificó de "farsa" el nuevo coronavirus.

El video, subido a Twitter el 15 de septiembre, muestra imágenes de Trump en un mitin al comienzo de la pandemia en el que afirma: "el coronavirus... y esta es su nueva farsa".

Luego lo contrasta con una afirmación privada del presidente en la que habla del virus "asesino".

No obstante, el video del mitin de Trump en North Charleston, Carolina del Sur, el 28 de febrero, fue editado de forma engañosa.

"Ahora los demócratas están politizando el coronavirus", dijo Trump, antes de calificar de "nueva farsa" las críticas de su opositores a su respuesta a la pandemia.

"Uno de los míos se acercó y me dijo: 'Señor presidente, intentaron golpearlo en Rusia, Rusia, Rusia'. Eso no funcionó muy bien. No pudieron hacerlo. Intentaron la farsa del juicio político", dijo. "Intentaron cualquier cosa, lo intentaron una y otra vez ... Y esta es su nueva farsa".

- Creación de empleos -

"Hemos creado un récord de 11,4 millones de empleos estadounidenses desde mayo", dijo Trump durante un discurso en el New York Economic Club el 14 de octubre. El presidente a menudo menciona esta cifra en los mítines, anunciando un repunte estadístico tras la reapertura de la economía estadounidense.

Sin embargo, no menciona que antes se perdieron 22 millones de puestos de trabajo debido a las medidas de confinamiento impuestas por los gobiernos locales en todo el país para combatir la propagación del coronavirus.

Muchas personas que se registraron para recibir los subsidios por desempleo debido al cierre de empresas regresaron a sus trabajos, pero ello no implica la creación de nuevos puestos.

Los pedidos semanales de beneficios por desempleo siguen siendo más altos que los registrados en el peor momento de la crisis financiera mundial de 2008-2010, y cerca de 23 millones de personas siguen recibiendo alguna forma de ayuda gubernamental por desempleo.

- Seguro de salud -

"Tienen 180 millones de personas, familias, bajo lo que él quiere hacer, que será básicamente medicina socializada, ni siquiera tendrán opción, quieren terminar con 180 millones de planes" de salud, dijo Trump durante el último debate presidencial del 22 de octubre.

Repitió esos comentarios en una entrevista con el programa "60 minutos" de CBS.

La cifra alude a los 180 millones de estadounidenses que tienen seguros privados de salud ya sea proporcionado por sus empleadores o comprados por ellos mismos, según datos de la encuesta de 2019 sobre la comunidad estadounidense, agregados por la organización de políticas de salud KFF.

Sin embargo, el plan de Biden se basa en la Ley de Atención Médica Asequible, conocida como Obamacare, "en lugar de empezar desde cero y deshacerse de los seguros privados". El postulante demócrata busca crear una nueva opción pública de cobertura como Medicare, para reducir los costos asociados con la atención médica, manteniendo al mismo tiempo las opciones privadas vigentes.

- Condiciones preexistentes -

Biden advirtió en varios mitines que los esfuerzos de Trump para eliminar la Ley de Atención Médica Asequible "quitarán las protecciones a afecciones preexistentes para más de 100 millones de personas".

Un informe de 2017 del Departamento de Salud estimó que hasta 133 millones de personas entraban en esa categoría. Un reporte de la consultora de salud Avalere determinó que 102 millones de personas tienen una afección preexistente y no están en Medicare ni en Medicaid.

Pero las personas con afecciones preexistentes cuyo seguro médico está cubierto por sus empleadores ya tienen algunas protecciones en virtud de la Ley de Responsabilidad y Portabilidad del Seguro Médico de 1996.

En 2019, el 55,4% de los estadounidenses tenían cobertura por sus empleos, de acuerdo con la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense, mientras que el 5,9% compraron un seguro de salud privado, según KFF.

lba-adm/wd/ch/yow/gma