Mazda2 2020, restyling tecnológico muy interesante

feedback@motor1.com (Fernando Moreno)
Mazda2 2020, restyling

El coche apenas presenta cambios estéticos, pero se incrementan el equipamiento y el confort de marcha.

En los últimos meses, Mazda está renovando y ampliando notablemente su gama. Basta mencionar a los Mazda3 y CX-30 para demostrar esta afirmación, pero también aparece en esta lista de novedades el Mazda2 2020, el restyling del utilitario japonés. 

El modelo asiático llega a la tradicional fase de renovación, a mitad de ciclo comercial. Como la estética se mantiene perfectamente en vigor con el paso del tiempo, los cambios en este apartado son muy sutiles y tienen el objetivo de acercarlo al Mazda3.

En el habitáculo, cambia el diseño de los asientos delanteros "para lograr una experiencia de conducción más confortable". Asimismo, se introduce más material aislante, con el que se logra reducir los ruidos aerodinámicos y de rodadura. 

Sin duda, las mejoras más importantes se centran en el apartado tecnológico. El Mazda2 2020 suma mucho más equipamiento de vanguardia. Por ejemplo, faros adaptativos con tecnología de tipo LED, los sistemas de mantenimiento de carril, de reconocimiento de señales de tráfico y de visión periférica, así como el control de velocidad de crucero adaptativo.

Dos pruebas del Mazda2 actual

En materia de confort, el catálogo se amplía con volante calefactable, retrovisor interior fotosensible y sistema de infoentretenimiento compatible con los protocolos Android Auto y AppleCar Play. 

Según la firma japonesa, el Mazda2 2020 llegará con una puesta a punto de la suspensión algo más confortable, sin perder el excelente toque dinámico del modelo actual.  

Mazda2 2020, restyling

En principio, continuarán los motores atmosféricos de gasolina 1.5 SKYACTIV-G, con 75, 90 y 115 CV, con cajas manuales de cinco y seis velocidades, la última reservada para el más potente. También seguirá disponible una transmisión automática con convertidor de par, de seis marchas.

El Mazda2 2020 comenzará a venderse en Japón el mes de septiembre, mientras que los clientes europeos tendrán que esperar a comienzos del próximo año para adquirirlo.