La mayoría de los partidos confía en que Darias respete a las comunidades

·3 min de lectura

Madrid, 8 jun (EFE).- Los partidos de la oposición han criticado a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, por generar caos e inseguridad jurídica con las nuevas restricciones a la hostelería y al ocio nocturno, aunque la mayoría -salvo el PP y Vox- han valorado que rectifique y que dé una nueva oportunidad al consenso.

Cuca Gamarra, la portavoz del grupo popular, confía en que el "varapalo" que se ha llevado el Gobierno con la resolución de la Audiencia Nacional de aceptar las medidas cautelarísimas solicitadas por Madrid contra las restricciones aprobadas para la hostelería y el ocio nocturno, le sirva para "que deje de tomar decisiones políticas y arbitrarias".

Ha pedido a Pedro Sánchez que abandone "el caos, la incertidumbre y el desconcierto y deje hacer a las comunidades", aprovechando para exigir una ley de pandemias y que se ponga en marcha la comisión de investigación sobre las vacunas que pidió el PP.

Críticas también del portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, aunque en su caso dirigidas al modelo autonómico, que genera "caos e inseguridad jurídica" con sus diecisiete regulaciones más una suprautonómica "que no sirve de nada porque no lo cumple nadie".

También Edmundo Bal, portavoz adjunto de Ciudadanos, se ha quejado de que Darias intentara eludir la cogobernanza y ha recordado que su grupo viene reclamando "un plan B" de desescalada desde que negoció los estados de alarma con el Ejecutivo.

No lo ha hecho, ha recalcado, y tampoco ha intentado conseguir el acuerdo con las comunidades. "Ni una cosa ni la otra", ha dicho.

Para el portavoz del PNV, Aitor Esteban, el Gobierno se ha comportado de manera "prudente" al decidir ahora elaborar un nuevo documento, después de intentar interferir en competencias "absolutamente autonómicas".

Cree que ahora la situación se va encauzando después de que varias comunidades autónomas votaran en contra de estas nuevas limitaciones, entre ellas Euskadi, que ni siquiera participó en la votación del consejo interterritorial.

La portavoz de EH Bildu, Maite Aizpurua, ha aplaudido también la intención del Ministerio de Sanidad de rectificar su postura de "imponer" una serie de nuevas restricciones "no consensuadas y pasando por encima de las medidas aprobadas por las comunidades autónomas", aunque ha vuelto a pedir la comparecencia de la ministra, Carolina Darias.

En su opinión se trata de una "invasión competencial de libro y un ataque directo a la soberanía de los gobiernos autonómicos", ha dicho Aizpurua reprochando al Gobierno que no haya puesto en marcha "el paragüas jurídico alternativo" al estado de alarma que le reclamaron muchos partidos para no quedar "al albur de lo que decida un juez u otro".

Desde Más País, Íñigo Errejón ha asegurado que este "guirigay" que se ha montado es el resultado de no haber tomado medidas alternativas al estado de alarma y ha emplazado al Ejecutivo a liderar la desescalada y "generar certezas" mientras que los gobiernos autonómicos -ha dicho- deben consensuar las nuevas medidas para afrontar la pandemia.

Entre los partidos del gobierno, la portavoz socialista, Adriana Lastra, ha defendido a Darias al explicar que las decisiones que adopta vienen avaladas por expertos y no por políticos y que las nuevas restricciones fueron apoyadas por la mayoría dentro del consejo interterritorial.

"Sabíamos que la desescalada y la cogobernanza iban a ser complejas", ha justificado para afirmar que si mañana, que se reúne otra vez el consejo, hay que volver a hablar de esta cuestión, que se haga.

(c) Agencia EFE