May, exprimera ministra de Reino Unido, hace cola en Westminster para despedir a Isabel II

·2 min de lectura
Theresa May y su esposo, en la cola para ver el féretro de Isabel II. (Photo: SKY / YOUTUBE)
Theresa May y su esposo, en la cola para ver el féretro de Isabel II. (Photo: SKY / YOUTUBE)

Theresa May y su esposo, en la cola para ver el féretro de Isabel II. (Photo: SKY / YOUTUBE)

Como una londinense más, la exprimera ministra de Reino Unido, la conservadora Theresa May, ha hecho cola durante toda la madrugada para presentar sus respetos a Isabel II, la reina durante cuyo reinado ocupó ella el 10 de Downing Street, con la que tuvo que hacer frente a lo peor del Brexit, entre otras crisis.

La retransmisión en vivo hecha por la BBC la ha mostrado de luto, acompañada por su esposo, Philip, siguiendo el paso lento de la fila y haciendo una reverencia ante el féretro de la monarca, expuesto en Westminster hasta que el lunes se celebre el funeral de estado. Ya se había visto en la espera a algunos miembros de la Cámara de los Comunes, pero no a toda una premier a la que, según los medios locales, se vio llorando una vez que salió de la capilla ardiente.

Theresa May es una de los 15 primeros ministros que conoció la reina Isabel II. Como tal ha participado en la proclamación del nuevo rey Carlos III. Fue la segunda primera ministra de Reino Unido, tras la también conservadora Margaret Thacher, hasta la llegada de Boris Johnson. La última mujer en este cargo es Liz Truss, la actual inquilina de Downing Street.

“La difunta reina Isabel fue el ejemplo de devoción al deber por excelencia. Era la persona más notable que he conocido”, dijo en el Parlamento, al recordar a la fallecida monarca, el pasado viernes.

La cola para pasar por este proceso alcanza cinco kilómetros y se espera que aumente; se puede acabar esperando hasta diez horas. La compañía es variada, personas llegadas de todo el país y de fuera, nacionalidades variadas, niños, mascotas y hasta cuerpos completos de policía lo han dejado todo para presentar sus respetos a Isabel II.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR