Max Verstappen, ante una encrucijada que le puede costar el Mundial de Fórmula 1 esta semana

·4 min de lectura
MONZA, ITALY - SEPTEMBER 12: Max Verstappen of Netherlands and Red Bull Racing prepares to drive in the garage before the F1 Grand Prix of Italy at Autodromo di Monza on September 12, 2021 in Monza, Italy. (Photo by Bryn Lennon/Getty Images)
Red Bull puede tener ante sus ojos la oportunidad de cambiar el motor de Max en Sochi para minimizar daños de cara final de temporada. (Photo by Bryn Lennon/Getty Images)

Max Verstappen no lo tendrá para nada fácil en el Gran Premio de Rusia que se disputa este fin de semana en Sochi. Por culpa de su incidente con Lewis Hamilton en Monza, el neerlandés arrastra una sanción de tres puestos en parrilla y por lo tanto ya parte con desventaja frente al británico en su lucha por el título. Pero es que, además, el de Red Bull no puede cambiar ninguna pieza de su motor Honda si no quiere salir desde el fondo de la parrilla. Aunque si lo pensamos mejor, tiene una oportunidad de oro para penalizar y no sufrir más adelante.

La primera razón por la que no tiene nada que perder es que con casi total seguridad Hamilton va a salir delante suyo teniendo en cuenta la sanción. Pero es que además, en el trazado ruso los Mercedes siempre han estado un paso por delante de los demás. Sin ir más lejos, desde que Sochi forma parte del Mundial (2014), todas y en cada una de sus ediciones un piloto de Brackley se ha hecho con el triunfo. Hamilton ha ganado en cuatro ocasiones, Bottas en dos y Nico Rosberg en una. En cambio, los austriacos solo han sumado un podio en este circuito con el segundo puesto de Max el año pasado. Uno en siete años.

Pero no se queda ahí. Otra razón por la que podría optar por cambiar motor y olvidarse de nuevos problemas es que Sochi no es uno de los circuitos donde sea imposible adelantar como podrían ser Hungría, Barcelona o por supuesto Mónaco. Gracias a las largas rectas y a la utilización del DRS en dos puntos de la pista es factible la posibilidad rebasar a los contrarios. Especialmente para un piloto que no se lo piensa dos veces antes de tirar el coche. 

Por otro lado, también es el margen de maniobra en caso de que la operación no salga bien. Después de la carrera de este domingo, quedarán siete citas más para finalizar el campeonato. Lo que es igual a 175 puntos en juego. Un mundo. Pero como más adelante se decida penalizar, si las cosas se tuercen este margen se reduce y ya no se dependerá de uno mismo. Y teniendo en cuenta la fiabilidad de Hamilton y su Mercedes sería una baza muy buena para los vigentes campeones.

Finalmente, hay una oportunidad de oro en caso de que el GP se dispute en lluvia. Cuando llueve recortar distancias no es tan complicado porque la diferencia entre monoplazas se reduce al máximo. Ahí es cuando entra el papel del piloto. Max ha demostrado que en estas condiciones puede ser capaz de lo mejor y de lo peor. Por ejemplo, en Brasil 2016 nos dejó a todos boquiabiertos o en Alemania 2019 ganando sobrado cuando por atrás se desataba la locura. Pero también hemos visto actuaciones decepcionantes como la de Turquía del año pasado cuando era el gran favorito e hizo un trompo causado por la desesperación. Pero en líneas generales sin duda se desarrolla muy bien bajo la lluvia y por muy atrás que salga siempre se le debe tener en cuenta.

Por supuesto sancionar y salir en el fondo de la parrilla es algo que se puede evitar pero es difícil pensar que en ocho carreras no se vaya a tener que cambiar ninguna pieza del propulsor nipón. Teniendo en cuenta todas estas circunstancias quizás es la gran oportunidad para cambiarlo todo y salir últimos. Esto puede salir muy bien o salir muy mal. Pero como hemos mencionado hay margen de maniobra y los factores pueden favorecer a una remontada para minimizar daños. 

El problema es que otorgar de nuevo el liderato a Hamilton no es nunca recomendable. Es un ganador y siempre se las apaña para estar delante. Sin duda Red Bull se encuentra en una encrucijada difícil de gestionar. Penalizar y otorgar el liderato a Lewis y creer en una nueva remontada, o arriesgarse y esperar que no se deba sancionar en lo que queda de temporada. Lo que pasé a lo largo del viernes y sábado será clave para ver la decisión final. Tendremos que estar atentos.

Vídeo | El hobby secreto de Lewis Hamilton tan arriesgado como la F1

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente