No, Elon Musk no podría construir un Parque Jurásico ni aunque quisiera

Miguel Artime
·5 min de lectura
¿Traerá de vuelta Max Hodak y Elon Musk al Tyrannosaurus rex? Yo no apostaría ni un bitcoin en el corto plazo. (Imagen Creative Commons vista en Pixabay).
¿Traerá de vuelta Max Hodak y Elon Musk al Tyrannosaurus rex? Yo no apostaría ni un bitcoin en el corto plazo. (Imagen Creative Commons vista en Pixabay).

Hace unos días leíamos en varios medios de comunicación una noticia (poco o nada contrastada) relacionada con el ámbito cercano de Elon Musk. Como todo lo que tiene que ver con este gurú de la nueva economía (aunque sea remotamente) dicha información se viralizó, dando lugar a titulares del tipo “El círculo de Elon Musk afirma que podrían construir un Parque Jurásico”. ¿Debemos tomarnos en serio dicha afirmación? No, en absoluto, y ahora vamos a ver por qué.

En primer lugar, si uno analiza todo el revuelo mediático descubre que el origen es un tweet (una bravuconada que cualquiera podría decir después de unas cervezas) publicado por Max Hodak, presidente y cofundador de la compañía Neuralink, en la que al parecer Elon Musk es el accionista principal.

El tweet en cuestión decía algo así:

“Nosotros probablemente podríamos construir un “Parque Jurásico” si quisiéramos. No serían dinosaurios auténticos en lo genético, pero tal vez tras 15 años de cría + ingeniería, conseguiríamos nuevas especies súper exóticas”.

Si analizas el tweet, verás un montón de condicionales. “podríamos, quisiéramos, sería” y nada detrás... solo palabras. Si la afirmación ha llegado a hacerse viral es por el uso estudiado del pronombre en primera persona del masculino plural. Sin ese “nosotros”, que la gente ha asociado inmediatamente a Elon Musk además de a Hodak, el tweet habría pasado sin pena ni gloria.

Max Hodak, presidente y fundador de Neuralink, durante una intervención. (Crédito imagen: Neuralink).
Max Hodak, presidente y fundador de Neuralink, durante una intervención. (Crédito imagen: Neuralink).

¿Entonces la compañía Neuralink, (que fue noticia en febrero por implantarle un chip a un mono para permitirle usar un videojuego con la mente) está por la labor de hacer un parque con dinosaurios revividos? Me temo que no, no hay ninguna nota de prensa emitida por la compañía en tal sentido, y de hecho el tweet de Max Hodak ni siquiera menciona a la empresa de la que es fundador.

Pero vamos a suponer por un momento que Hodak, Musk encargaran a Neuralink que fabricaran un Parque Jurásico en algún ignoto rincón del planeta. ¿Podrían estos avezados representantes de las startups tecnológicas más sofisticadas del planeta llevar a cabo tal proyecto? La respuesta de nuevo es no.

En la película de 1993 los científicos lograban traer de vuelta a los dinosaurios a través del ADN succionado por un mosquito primigenio, que quedó atrapado en un trozo de ámbar. Bien, me temo que tal cosa era imposible en 1993 y lo sigue siendo en 2021. 

En primer lugar, no hay ADN que resista 66 millones de años sin degradarse por completo. En segundo, lo más probable es que los mosquitos fueran incapaces de perforar la dura piel de los tiranosaurios y otras bestias de gran tamaño propias del Jurásico. Por último, si los insectos de aquella época lograran tal cosa, lo más probable es que la sangre se mezclase con la obtenida de parasitar a otras especies. Además, en cuanto entra en el tracto digestivo los mosquitos comienzan a digerir la sangre parasitada, lo cual contaminaría aún más las secuencias genéticas. 

Teniendo en cuanta la enorme cantidad de especies de saurios que restan por identificar. ¿Cómo saber entonces a qué especie correspondería cada muestra? Para finalizar, si se solucionaran todos los problemas anteriores. ¿Qué especie animal contemporánea usaríamos como huésped para intentar obtener huevos viables? Hay que recordar que no hubo supervivientes entre los saurios (a excepción de las aves) y que el reptil más cercano entre los seres vivos actuales – el cocodrilo – está alejadísimo evolutivamente de aquellas bestias jurásicas.

¿Visita al Parque Jurásico? Yo que vosotros no compraría todavía las entradas. (Crédito imagen: Wikipedia).
¿Visita al Parque Jurásico? Yo que vosotros no compraría todavía las entradas. (Crédito imagen: Wikipedia).

Otra cosa sería que hablásemos de construir un Parque Pleistoceno, en el que pudiésemos revivir a la megafauna europea de hace unos 50.000 años. ¿Os imagináis lo bien que quedarían los selfies junto a unos mamuts, rinocerontes lanudos, ciervos gigantes o tigres dientes de sable?

Tened en cuenta que esa edad, 50.000 años, es la que tienen los restos de ADN más antiguos que se conservan, los de nuestro primo extinto el Neanderthal. De todas las especies antes nombradas existen “parientes” vivos lo suficientemente cercanos evolutivamente como para intentar traerlos de vuelta (una elefante asiática como madre subrogada de un mamut, por ejemplo). 

Otra cosa es que compensara hacerlo. ¿Sería ético seguir con nuestra pésima política medioambiental, cuyas consecuencias reductoras de la biodiversidad en el planeta todos conocemos, al tiempo que intentamos recuperar especies que se extinguieron tras la edad del hielo, simplemente por el ánimo de lucro? No quiero ni imaginar las algaradas que los ecologistas, animalistas y otros grupos de presión organizarían para acabar con semejante proyecto (del movimiento "Stop 5G" mejor ni hablar).

A la vista de todos estos impedimentos. ¿De verdad creéis que –a raíz de un simple tweet inconexo- estamos frente a una "revolución científica” como he llegado a leer? Soy totalmente escéptico. 

No digo que jamás lleguemos a ver “algo” biológico parecido a un dinosaurio, pero estoy convencido de que el enfoque para lograr tal cosa no vendrá de recuperar ADN antediluviano, sino que lo más probable es que se parta de ADN actual (pongamos de gallina) para comenzar entonces a “desandar” el camino genético que les llevó a tener las características actuales. En este sentido, hace seis años os hablé de un trabajo interesante con embriones de pollo que perdieron su pico para desarrollar algo parecido al hocico de un dinosaurio.

Otras historias que te pueden interesar: