Mattis pide reforzar la lucha contra el EI "a largo plazo" pese a los "éxitos"

El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis. EFE/Archivo

Bruselas, 9 nov (EFE).- El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, pidió hoy a los miembros de la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI) que se centren en combatirlo "a largo plazo", pese a los éxitos de los últimos meses con "la liberación de un 95 %" del territorio que controlaba en Irak.

"A pesar de los éxitos, nuestra lucha no ha acabado. Incluso sin un califato físico, el EI sigue siendo una amenaza a la estabilidad tanto en las zonas liberadas recientemente como en nuestros países", afirmó Mattis al comienzo de una reunión de la coalición internacional en Bruselas, celebrada tras una reunión de ministros de Defensa de la OTAN.

Mattis aseguró que "es evidente el progreso" realizado en los últimos meses, con un 95 % del territorio tomado por el EI liberado y una mayor estabilización.

En la misma línea se pronunció el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, quien subrayó que con esos avances "más de 2 millones de personas en Irak pueden ahora volver a sus hogares".

Mattis consideró que la derrota del EI se producirá tras "una lucha a largo plazo que requiere todos" los poderes "nacionales colectivos, militares, económicos, diplomáticos, de inteligencia", entre otros.

El secretario de Defensa estadounidense mencionó además que "cada campo de batalla es también un campo humanitario, incluso una vez finalizado el combate", y subrayó que "esta situación no se puede omitir".

"Nuestra mejor arma contra este enemigo, nuestra gran fortaleza, es nuestra unidad. El EI se opone a los valores de todas las naciones civilizadas y tenemos que seguir centrados en esta amenaza común", indicó.

Stoltenberg también destacó el "éxito" de las últimas operaciones, "que se debe a la unidad" de la Alianza así como al "coraje y resiliencia" de las fuerzas locales, aunque pidió tanto a los aliados como a los socios "permanecer vigilantes y comprometidos".

"Mientras que el EI pierde territorio, puede buscar mostrar su relevancia mediante ataques terroristas en la región y más allá, incluido en Europa. Por eso tenemos que permanecer vigilantes y comprometidos y trabajar juntos para afrontar nuevos retos", subrayó.

El "califato" proclamado por el EI en 2014 ha quedado reducido desde el 3 de noviembre a un puñado de pueblos en la ribera del río Éufrates y en la zona desértica entre Siria e Irak por los avances de las ofensivas a ambos lados de la frontera, respaldadas por la coalición internacional.

La mayor pérdida para el grupo terrorista fue la caída de la ciudad de Deir al Zur, uno de sus principales centros de poder en Siria que quedó controlada por completo por el ejército sirio, mientras que, al otro lado de la frontera, las tropas iraquíes conquistaron uno de sus últimos reductos en el país, la comarca de Al Qaim.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines