Italia celebrará elecciones anticipadas el 25 de septiembre tras la dimisión de Draghi

·2 min de lectura
Mattarella y Draghi, juntos... Otros tiempos no tan lejanos (Photo: Simona Granati - Corbis via Getty Images)
Mattarella y Draghi, juntos... Otros tiempos no tan lejanos (Photo: Simona Granati - Corbis via Getty Images)

Mattarella y Draghi, juntos... Otros tiempos no tan lejanos (Photo: Simona Granati - Corbis via Getty Images)

Italia celebrará elecciones anticipadas el 25 de septiembre tras la dimisión de Mario Draghi. Este jueves, el presidente de la República, Sergio Mattarella, ha decretado la disolución del Parlamento, dando por terminada de forma abrupta la legislatura.

Mattarella opta así por la vía más contundente de entre los escenarios posibles, ya que “una pausa es inadmisible”. “En los tiempos que corren, existen muchas obligaciones que van en el interés de Italia”, recoge el comunicado oficial donde justifica su decisión.

El jefe del Estado ha optado por disolver el Senado y la Cámara de los Diputados tras reunirse con sus respectivos presidentes, Maria Elisabetta Alberti Casellati y Roberto Fico. Algo que ha calificado de “inevitable ante la ausencia de una nueva mayoría”. Una semana antes, Mattarella se había a aceptar la ‘primera’ dimisión de Draghi y forzó para mantener la legislatura, un objetivo ya inviable.

Una pausa es inadmisible. En los tiempos que corren, existen muchas obligaciones que van en el interés de ItaliaSergio Mattarella, presidente de Italia

“Doy las gracias a Draghi y a los ministros del Gobierno por su compromiso durante los últimos 18 meses. El Gobierno se ha topado con limitaciones a sus actividades, pero tiene las herramientas para operar durante los próximos meses hasta que llegue un nuevo Ejecutivo”, ha apuntado Mattarella.

El hasta ahora primer ministro hizo un primer intento de echarse a un lado la pasada semana, cuando se rompió el bloque de Gobierno con la salida del Movimiento 5 Estrellas.  Ante el ‘no’ del presidente de Italia, Draghi se dio una segunda oportunidad. Sin embargo, lo ocurrido este miércoles en el Senado tumbó toda opción de reconstrucción del Gobierno Draghi.

En la votación de la moción se ausentaron tres socios principales, Forza Italia, Liga Norte y el M5S, que mantuvo su posición. Esta triple ausencia dinamitó la sesión y, aunque Draghi ganó la votación, el resultado ya no tenía importancia. Su misión de reconstruir el bloque de Gobierno era tarea imposible.

Tras horas de reflexión, este jueves por la mañana, el antiguo presidente del Banco Central Europeo ha anunciado su adiós ante el Congreso transalpino.

Y ahora qué

Italia se prepara a la carrera para una campaña electoral del todo atípica, por ser la primera que transcurrirá en pleno verano. Pero más allá, será intensa y especialmente dura, si se mantiene la férrea oposición entre partidos , con vínculos muy erosionados tras esta convulsa legislatura.

En definitiva, el país se encamina a un choque de bloques, la izquierda del PD, con una probable alianza con el M5S, y una derecha de tono populista encarnada por Salvini (Liga Norte), Berlusconi (Forza Italia) y una Meloni (con sus ultraderechistas Hermanos de Italia) que, como única oposición a Draghi, se ha colocado como primera fuerza política en las encuestas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente