"Matrimonio fantasma" en China: la tradición milenaria que alimenta el robo de cadáveres

No es una película de Tim Burton pero esta historia lleva como protagonista el cadáver de la novia.

Foto de un cementerio chino Crédito: Twitter @ibtimes / Getty Images / Johannes Eisele /

Los familiares de Zhong Xiulian, una adolescente china fallecida hace casi 20 años, denunciaron la desaparición de sus restos en la provincia de Hebei, al norte de China, y aseguraron que habrían sido extraídos para celebrar un casamiento espiritual.

Conocidos como ‘minghun’, los matrimonios fantasmas celebran la unión entre hombres y mujeres jóvenes o infantes que hayan fallecido estando solteros.

Desde hace más de 3,000 años, esta ceremonia representa en la cultura china la posibilidad de llevarle paz a los muertos en el más allá, y evitar malos augurios para sus familiares.

Los padres de Xiulian sospechan de unas personas que hace algún tiempo intentaron comprar el cadáver de su hija por unos 10,000 dólares para unirla con el de un joven que se suicidó a los 20 años.

El lugar de su entierro -de donde fue exhumado el cuerpo- solo le aportó a la policía un par de guantes como evidencia. De encontrarse un culpable, este podría enfrentar hasta 3 años de prisión, ya que la venta de cadáveres fue ilegalizada en 2006 en China.

El mercado de las novias muertas

Esta tradición milenaria que tiene como objetivo proporcionar cónyuges para las personas que mueren solteras sigue prosperando en la China rural y para muchos lugareños se ha vuelto algo “muy normal”.

“Nadie trata de ocultar la práctica o de no hablar de ello. Por el contrario, las personas se sorprenden de que esto pueda ser un tema de investigación”, explicó el experto en folclore Huang Jingchun, de la Universidad de Shanghái.

Como se ve, la presión social y familiar que enfrentan los solteros y solteras del país asiático para casarse y tener hijos trasciende la vida. Los padres no solo suelen elegir las parejas de sus hijos mientras viven, sino que ahora hasta compran “novias” para sus descendientes en un mercado negro de cadáveres de mujeres.

Desentierro de cadáveres de novias para casamientos fantasmas. Crédito: ABC News

Tradiciones y ceremonia

La familia de la novia exige un precio por el cadáver y recibe una dote, que puede incluir joyas, criados y propiedades, pero todo en forma de tributos en papel.

Como lo son en las bodas arregladas más tradicionales, en los casamientos fantasmas también son esenciales los datos como la edad y los antecedentes familiares, y hasta se contratan maestros de Feng Shui para trabajar como celestinos.

Generalmente las bodas involucran una placa funeraria de la pareja, un banquete y el momento más importante: la exhumación de los restos de la novia para colocarlos junto a los de su futuro marido.

Aunque la mayoría de estas fantasmales bodas se lleven a cabo en el norte y centro de China (en las provincias Shanxi, Shaanxi y Henan), todavía existen algunas las comunidades en el sudeste asiático que las practican.

Y la historia se va poniendo más oscura. De acuerdo con BBC, originalmente este tipo de bodas eran estrictamente para los muertos. Sin embargo, en los últimos tiempos se han celebrado uniones entre hombres vivos y cadáveres de mujeres.

Otro dato perturbador es que se han registrado 12 casos de homicidios vinculados a esta práctica. Uno de ellos en 2016, cuando un hombre asesinó a dos mujeres con discapacidades mentales y vendió sus cuerpos por 40,000 yuanes (8,300 dólares) cada uno.