Un matrimonio de 70 años, primeras víctimas mortales de la gota fría

EFE
Un coche parado en la rambla de la Cañada Morcillo en el polígono industrial de La Estrella en Molina de Segura.

Un matrimonio de 70 años han muerto en un vehículo que ha sido arrastrado por el agua en el camino de Fuente la Higuera, en la localidad albaceteña de Caudete. Son las primeras víctimas mortales que se registra en este episodio meteorológico de gota fría que está azotando el Sudeste de la Península Ibérica en las últimas horas.

El servicio de Emergencias 112 ha informado de que la Guardia Civil ha confirmado el fallecimiento de estas dos personas, que han sido halladas a las 10.00 horas en una zona inaccesible por las lluvias. La localidad de Caudete y, en general la comarca de Hellín y Almansa, en la provincia de Albacete se encuentra en alerta naranja por fuertes lluvias y el Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado el nivel de emergencia 1 del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (Meteocam) en la provincia de Albacete.

La situación, en todo caso, no es mejor en otras zonas del Sudeste peninsular. Se mantiene la alerta roja por riesgo extremo y lluvias torrenciales en la Comunidad Valenciana, Murcia y a Andalucía, mientras Castilla-La Mancha y Baleares se encuentran en alerta naranja asimismo por tormentas y viento. Varios ríos se han desbordado y hay graves incidencias en las redes de transporte.

Un pequeño tornado ha provocado daños materiales en la población alicantina de Denia, sobre todo en el polideportivo municipal, aunque sin heridos, han informado a Efe fuentes de los servicios de emergencias.

Dentro del actual episodio de gota fría, Denia ha registrado rachas de viento de hasta 104 kilómetros por hora durante la noche y el pequeño tornado a últimas horas de la madrugada ha causado la caída de señales de tráfico, ventanas, árboles y algún tejado, sin heridos.

En el polideportivo se han caído dos muros en la zona de la cafetería y del frontón, y los daños también han afectado al club de tenis de la localidad.

Decenas de rescatados y evacuados

Asimismo, la crecida del río en Ontinyent, un municipio de Valencia, ha dejado al menos 40 rescatados y 150 evacuados

Los bomberos han tenido que entrar en las viviendas por detrás, por la falda de la montaña, para sacar a los vecinos ante la imposibilidad de acceder por el lado del caudal. A partir de las 7.00 de la mañana el río ha crecido con mayor intensidad. El agua arrasó con enseres, coches y demás vehículos aparcados delante de las casas.