Mathias Cormann, nuevo jefe de la OCDE y pesadilla de los defensores del clima

·3 min de lectura

El exministro australiano de Economía, Mathias Cormann, quien asumió la dirección de la OCDE este martes, es un ferviente defensor del libre comercio, que generó cierta controversia por su posición sobre el cambio climático, considerada escéptica.

Cormann, funcionario que más tiempo estuvo en el cargo de ministro de Economía de su país, se convirtió a sus 50 años en el sucesor del mexicano Ángel Gurría al frente de ese organismo internacional con sede en París.

Nacido en septiembre de 1970 en Bélgica, se licenció en Derecho en ese país y habla con fluidez francés, inglés, alemán y flamenco. Emigró a Australia a mediados de la década de 1990, donde entró en política.

Vicepresidente del Partido Liberal de centroderecha, acabó tomando las riendas del Ministerio de Economía desde 2013 hasta 2020.

El australiano es la primera persona de la región Asia-Pacífico que logra el principal cargo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y lo hace en medio de una de las peores recesiones globales jamás registradas.

Fiel a su reputación, el nuevo secretario general abogó el martes por la economía de mercado y la competencia, que considera "inevitable" y califica de "motor potente de progreso, innovación y mejora de los niveles de vida".

Con un lenguaje prudente, dijo querer establecer con China "la mejor relación posible". Pero "tendremos que defender nuestros valores cuando sea necesario", agregó durante su primera rueda de prensa.

Sobre la ecología, se limitó a constatar que "cada vez más países prometieron alcanzar la neutralidad de carbono lo antes posible y a más tardar en 2050".

"El reto al que nos enfrentamos es cómo hacer realidad estos compromisos y lograr nuestro objetivo de una forma económicamente responsable y aceptable por la opinión, sin dejar a nadie atrás", agregó.

Decenas de grupos ecologistas habían afirmado que Cormann no debería haber sido considerado para dirigir la OCDE, citando declaraciones suyas en las que calificaba de "extremista" el objetivo de cero emisiones netas de CO2 para 2050.

El exministro también hizo campaña contra el plan de precios del carbono destinado a reducir las emisiones de la industria australiana, que fue derogado en 2014.

Su candidatura para el puesto de secretario general causó sorpresa, aunque al final consiguió desbancar tanto a la sueca Cecilia Malmström, excomisaria europea de Comercio, como a otros ocho aspirantes.

Para ello adoptó un discurso más ecológico, para seducir a una OCDE deseosa de dar prioridad a las cuestiones climáticas junto al desarrollo económico.

- Viaje en jet privado -

Recientemente aseguró que el cambio climático era uno de los principales retos de la OCDE, junto con la educación y la "reducción de las diferencias en política fiscal".

Su mayor reto inmediato será llevar a cabo una amplia reforma de la fiscalidad de las multinacionales, que el G20 ha encomendado a la OCDE.

Las discusiones, que llevan años en marcha, se han reavivado en las últimas semanas por la posición de la administración Biden a favor de una tasa de imposición mínima del 15% sobre los beneficios de las empresas a escala mundial.

Pese a haber pasado más de una década en el Parlamento de Australia, donde ocupó la cartera de Finanzas durante siete años, Cormann no es muy conocido en su país.

Sin embargo, goza de una notable influencia en el Partido Liberal en el poder y fue clave en la victoria del actual primer ministro, Scott Morrison.

Durante la campaña, Cormann generó cierta controversia en Australia cuando se supo que estaba usando un avión de la fuerza aérea para viajar a Europa y defender su candidatura.

Sin embargo, el gobierno australiano afirmó que el uso de ese tipo de avión era necesario porque si Cormann hubiera utilizado aviones comerciales, se hubiera expuesto al covid-19.

La OCDE trabaja para impulsar el crecimiento económico y el comercio internacional y sus 38 países miembros representan el 60% de la producción económica mundial.

hr/aue/meb-tjc