Matan a científico iraní vinculado a plan nuclear militar

·3 min de lectura
Fotografía difundida por la agencia noticiosa semioficial Fars del sitio donde Mohsen Fakhrizadeh —un científico iraní que Israel aseguraba que dirigió el programa nuclear militar de la República Islámica hasta su disolución a principios de la década del 2000—fue asesinado el viernes 27 de noviembre de 2020 en Absard, justo al este de Teherán, Iran. (Agencia Fars vía AP)

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Un científico iraní a quien Occidente señalaba como el director del desmantelado programa nuclear militar de la República Islámica fue asesinado el viernes en una emboscada en las afueras de Teherán, dijeron las autoridades.

El ministro de relaciones exteriores de Irán afirmó que el homicidio de Mohsen Fakhrizadeh tenía “indicios graves” de ser obra de Israel, pero no dio detalles.

Israel, del que se sospecha desde hace tiempo ser autor del asesinato de varios científicos nucleares israelíes hace una década, declinó hacer declaraciones de momento, pero el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo alguna vez al público que “recuerden ese nombre” cuando hablaba de Fakhrizadeh.

Con el asesinato se aumentó el riesgo de elevar las tensiones en el Medio Oriente, luego de que hace apenas un año Irán y Estados Unidos estuvieron al borde de la guerra cuando Washington mató con un dron a un alto general iraní en Bagdad.

El atentado ocurrió en momentos en que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, está a punto de ser investido en enero y lo ocurrido posiblemente le complique los intentos para conseguir que Estados Unidos regrese a un acuerdo tendente a garantizar que Irán no posea suficiente uranio altamente enriquecido para fabricar un arma nuclear.

El acuerdo, mediante el cual Irán restringió su enriquecimiento de uranio a cambio de un levantamiento de las sanciones económicas, quedó deshecho totalmente después de que el presidente Donald Trump se retirara el pacto en 2018.

Trump repitió un tuit sobre el asesinato del científico iraní escrito por el periodista israelí Yossi Melman, experto sobre el servicio de inteligencia israelí Mossad. Melman describió en un tuit el atentado como “un golpe psicológico y profesional importante contra Irán”.

Los detalles sobre el asesinato de Fakhrizadeh continuaban siendo escasos horas después de ocurrido en Absard, una pequeña localidad al este de la capital que es un sitio de retiro para la élite iraní. La televisión estatal iraní dijo que una camioneta vieja cargada con explosivos y escondida bajo una carga de madera estalló cerca del sedán en el que viajaba el científico.

Cuando el vehículo de Fakhrizadeh se detuvo, al menos cinco sujetos armados aparecieron y lo acribillaron con armas de fuego, dijo la agencia noticiosa semioficial Tasnim.

Fakhrizadeh murió en un hospital después de que los doctores y paramédicos no pudieran resucitarlo. Otros heridos fueron los escoltas de Fakhrizadeh. Fotografías y un video difundidos en internet muestran un sedán Nissan con perforaciones de bala en el parabrisas y sangre en el camino.

Aunque nadie se adjudicó el atentado, el canciller iraní Mohammad Javad Zarif señaló a Israel y describió el asesinato como “terrorismo de estado”.

“Los terroristas asesinaron hoy a un científico eminente iraní. Este acto cobarde, con graves indicios de la participación israelí, exhibe la desesperación guerrerista de los perpetradores”, escribió Zarif en Twitter.

Horas después del atentado, el Pentágono anunció que ya había desplegó nuevamente al portaaviones USS Nimitz en el Oriente Medio, una acción inusual debido a que la nave había estado meses en la región.

El Pentágono dijo que la disminución de fuerzas estadounidenses en Afganistán e Irak era el motivo de la decisión. “Era prudente tener capacidad defensiva adicional en la región para enfrentar cualquier contingencia”, agregó.

El atentado ocurrió días antes del 10mo aniversario del asesinato del científico nuclear iraní Majid Shahriari que Teherán también atribuyó a Israel. Ese y otros asesinatos selectivos ocurrieron cuando el llamado virus informático Stuxnet, que se cree fue creado por Israel y Estados Unidos, destruyó centrífugas iraníes.

Fakhrizadeh dirigió el programa “Amad” (“Esperanza”) de Irán. Israel y Occidente han alegado que fue una operación militar que buscaba la viabilidad de construir un arma nuclear en Irán. Teherán ha mantenido durante mucho tiempo que su programa nuclear es pacífico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente