‘MasterChef’ ya nos está preparando para su cambio de formato con su gran final

Imagen de MasterChef (Cecilia Bayonas, cortesía de RTVE)
Imagen de MasterChef (Cecilia Bayonas, cortesía de RTVE)

Por Miguel Ángel Pizarro.- TVE ha sorprendido al público anunciando que la esperada gran final de la séptima edición de MasterChef Celebrity dividirá su emisión en dos noches consecutivas. En lugar de conocer quién será el ganador el lunes 28 de noviembre, será el día siguiente cuando sepamos quién se alzará con el título. Un movimiento que, por otro lado, interpretamos como una manera de ir preparando a los televidentes para lo que está por llegar, puesto que la corporación tiene previsto realizar grandes cambios para su siguiente edición con concursantes anónimos.

Aunque en teoría el cambio de emisión podría ser una respuesta a una de las críticas principales de los espectadores -lo tarde que termina cada gala- es imposible no pensar en que se trata de un movimiento para comprobar si esa división de entregas en dos noches es bien recibida por el público. Después de todo, una de las principales incógnitas de la undécima temporada con anónimos es cómo será la reacción de los televidentes ante los múltiples cambios a los que se enfrentará el formato.

Hace unos días, Macarena Rey, directora ejecutiva de Shine Iberia, reveló en una entrevista para FórmulaTV,que serán muchos los cambios que tendrá MasterChef: como galas de menor duración que se verán en dos días de emisión, y que habrá una estructura diferente en relación a los concursantes que, ahora, ascenderán a 30. Se tratan de muchas novedades, quizás demasiadas, lo que puede provocar que el público quede desconcertado ante tantos cambios.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

De ahí que esta prueba piloto con la gran final de MasterChef Celebrity se vea como un movimiento inteligente. A ello, además, se sumará un debate posterior a la victoria que contará con los tres miembros del jurado, Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz.

Una tertulia que también será de testeo, pues tampoco nos extrañaría que introdujeran un debate posterior en la segunda noche de cada gala, a modo de late night, para así extender el talent culinario. Una táctica que recuerda un poco a las estrategias de Telecinco con sus realities.

Admitimos que es una buena estrategia, pues somos muchos los espectadores que queremos saber quién será el ganador de los 75.000 euros para la ONG que elija. Ahora bien, eso no quita que debamos tener en cuenta de que estamos hablando de una final, en la que el interés es mucho mayor que en las galas anteriores. Con lo cual, tendremos que seguir a la espera para funcionará ese formato de dos noches con la undécima edición con anónimos.

Lo que tenemos claro es que TVE tiene decidido que el cambio es algo que tiene previsto venir para quedarse y que esta primera toma de contacto es para ver si estas nuevas mecánicas son apoyadas por el público, o quizás haya que darle un giro de tuerca.

Más historias que te pueden interesar: