Masivas renuncias sacuden Twitter tras anuncio de "trabajo de alta intensidad" de Musk

REUTERS - DADO RUVIC

La red social ha sufrido masivas renuncias luego de que su nuevo propietario, Elon Musk, le diera a sus empleados un ultimátum para decidir si se van o se quedan en la construcción de un "Twitter 2.0 rompedor". Además, el multimillonario sudafricano pidió reunirse con los ingenieros de software para que le muestren los resultados de su trabajo en la compañía. Durante las últimas semanas, la red social ha vivido un ambiente de caos e incertidumbre tras la compra de Musk.

El multimillonario Elon Musk, ahora propietario de la red social Twitter, pidió a sus empleados que se comprometan a “trabajar muchas horas a alta intensidad” o que renuncien si prefieren no hacerlo, por lo cual ha recibido un número aún desconocido de renuncias

Según explicó el también propietario de Tesla, la medida busca hacer que la empresa sea más competitiva y la planteó como una oportunidad para recortar gastos y "limpiar la compañía de trabajadores descontentos".

Según fuentes anónimas, Musk y sus asesores intentan persuadir a algunos de los empleados que consideran más importantes para que se queden.

Además ha suavizado su postura acerca del trabajo remoto, al parecer permitirá que sus empleados trabajen desde casa de ser posible.

No obstante, cientos de empleados decidieron acogerse a la propuesta de Musk, en la que les ofrece una indemnización durante tres meses si prefieren no trabajar más para Twitter Inc.

Otros anuncios para los empleados

La compañía anunció a sus empleados mediante un correo electrónico que cerrará hasta el lunes el edificio de oficinas y deshabilitará las tarjetas de identificación de la sede principal de San Francisco.

La incertidumbre por la compra de Twitter


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Elon Musk, el nuevo dueño de Twitter, lanza un ultimátum a sus trabajadores
Confusión y futuro incierto: ¿hacia dónde va Twitter con Elon Musk?
Comienzan despidos en Twitter tras la adquisición de Musk, exempleados se organizan para demandar