Masiva manifestación de mujeres en Polonia contra prohibición del aborto

·2 min de lectura
Manifestantes bloquean el tráfico en el centro de Varsovia durante una protesta, el 26 de octubre de 2020, contra la decisión del Tribunal Constitucional de prohibir el aborto en Polonia

Masiva manifestación de mujeres en Polonia contra prohibición del aborto

Manifestantes bloquean el tráfico en el centro de Varsovia durante una protesta, el 26 de octubre de 2020, contra la decisión del Tribunal Constitucional de prohibir el aborto en Polonia

Las mujeres volvieron a salir masivamente a la calle en Polonia el miércoles, el día en el que está prevista su huelga nacional, contra una decisión judicial que impone una prohibición casi total del aborto en el país.

Pese a las restricciones debidas al coronavirus, las manifestaciones no cesan desde hace siete días en las grandes ciudades, pero también en multitud de pequeñas localidades tradicionalmente conservadoras, según imágenes de los medios de comunicación.

En Varsovia, manifestantes se concentraron delante de una organización de juristas ultracatólicos, Ordo Iuris, impulsora de varias iniciativas para la prohibición total del aborto, antes de dirigirse hacia la sede de la televisión pública TVP, considerada como el principal canal de propaganda del gobierno conservador.

La semana pasada, el Tribunal Constitucional, reformado por el partido ultracatólico nacionalista en el gobierno Derecho y Justicia (PiS), y de acuerdo a los deseos de este, prohibió el aborto en caso de malformación grave del feto, argumentando que es "incompatible" con la Constitución.

La ley sobre el aborto en vigor en Polonia ya era una de las más restrictivas en Europa.

El Tribunal limitó el derecho al aborto solo cuando hay peligro de muerte para la mujer embarazada o se trata de un embarazo resultante de una violación o de un incesto.

Tras el fallo, los manifestantes, la mayoría jóvenes, tomaron como blanco las iglesias, haciendo pintadas en las paredes o perturbando las misas dominicales, acciones sin precedentes en este país de mayoría católica.

Igualmente, bloquearon el tráfico durante horas en decenas de ciudades.

El martes, el jefe del PiS, Jaroslaw Kaczynski, denunció "intentos de destruir" el país y llamó a sus partidarios a "defender las iglesias" contra los manifestantes. El primer ministro, Mateusz Morawiecki, exhortó a poner fin a "la barbarie" de las manifestaciones.

Según un sondeo publicado el miércoles por Onet.pl, el 66% de los polacos desaprueban el veredicto, mientras que el 69% desea un referéndum sobre el derecho al aborto.

En Polonia se realizan menos de 2.000 abortos legales al año, la gran mayoría debido a malformaciones del feto. Pero los grupos feministas estiman que se practican más de 200.000 intervenciones ilegales, o en el extranjero, cada año.

El viernes está prevista una gran manifestación en Varsovia.

mas-bo/sw/bc/mb