Desaprensivos e irresponsables que usan la tragedia de Texas para lucrarse y sembrar el odio

·4 min de lectura

Una tragedia como la masacre vivida esta semana en una escuela de Uvalde (Texas, Estados Unidos) donde un tirador mató a 21 personas, 19 de ellas niños, siempre genera una oleada de solidaridad y de apoyo para con las víctimas y sus familiares. Y, en el caso concreto de Estados Unidos, la reactivación del debate siempre latente sobre el necesario control de las armas en el país. Sin embargo, desgraciadamente, también existen quienes aprovechan estos momentos de dolor, conmoción e indignación para lucrarse o, simplemente, alimentar su discurso de odio hacia toda una comunidad. Ha pasado antes y está ocurriendo también con la tragedia de Texas.

21 personas, entre ellas 19 niños, murieron en un tiroteo en la Robb Elementary School de Uvalde, Texas. (Foto: AP Photo/Jae C. Hong)
21 personas, entre ellas 19 niños, murieron en un tiroteo en la Robb Elementary School de Uvalde, Texas. (Foto: AP Photo/Jae C. Hong)

Desde Insider han detectado y advertido de que, tras conocerse la identidad del tirador de Uvalde, Salvador Ramos –abatido por la Policía–, hay quienes se han dedicado a crear perfiles falsos en redes sociales haciéndose pasar por él. Su actividad en Internet está siendo investigada para reconstruir lo ocurrido y este tipo de cuentas falsas solo entorpecen la labor de los investigadores y fomentan la desinformación. El citado medio asegura haber descubierto varias tanto en TikTok como en Instagram.

Perfiles modificados o creados recientemente con la imagen del sospechoso de ser el autor de la masacre y bajo su nombre o con ligeras modificaciones. Un portavoz de Meta ha confirmado a Insider la eliminación de varios perfiles de este tipo en Instagram y desde TikTok, aunque no les han respondido, sí han comprobado que las cuentas señaladas habían sido eliminadas.

Recuerdan en este medio que estas prácticas son habituales cuando se produce un suceso como el de esta semana en Texas. Tras el tiroteo en un instituto de Michigan en diciembre donde murieron cuatro estudiantes, se descubrió una cuenta con el nombre del tirador que vendía promociones y trataba de monetizar el contenido. Con el tiroteo de Parkland, ocurrido en 2018, también se descubrieron perfiles falsos en Instagram.

Pero estas cuentas falsas, que en ocasiones se desconoce qué buscan realmente, no son la única actividad de quienes de una manera u otra aprovechan una tragedia para fines propios. Desde Mashable alertan a los ciudadanos de que se aseguren bien antes de hacer una donación ya que es demasiado frecuente que en situaciones así haya algún desaprensivo que organiza recaudaciones de fondos fraudulentas con la excusa de ayudar a las víctimas.

Para evitarlo, cuentan en este medio, GoFundMe ha puesto a trabajar a un equipo centrado en verificar que todas las campañas que se lanzan a través de su plataforma son legítimas. Trabajan para verificarlas y reunir en un mismo espacio todas creadas con una intención real de ayudar evitando las estafas. “Inmediatamente después de la noticia, GoFundMe movilizó un equipo de crisis y comenzó a monitorear la plataforma de recaudación de fondos creada para ayudar a personas y familias. GoFundMe tiene un equipo dedicado de Confianza y seguridad que revisa las recaudaciones de fondos relacionadas con esta tragedia", han explicado a través de un comunicado.

Además, como medida de precaución, los fondos se retienen hasta que se comprueba que el dinero llegará donde se dice. Si no se puede llegar a comprobar, entonces las donaciones se reembolsas a quienes las hicieron.

Pero el económico no es el único motivo, también hay quien recurre a informaciones falsas simplemente para generar odio. Es lo que les ha ocurrido a dos mujeres transexuales, cuyas imágenes han sido distribuidas en redes sociales asegurando que cada una de ellas, por separado, eran el tirador de Texas. Ambas, según han contado a Mashable, han respondido a las acusaciones intentando sacar de su error a los internautas, pero en algunos casos, ha servido de poco.

Este señalamiento en falso ha provocado, explica el citado medio, mensajes de odio contra ellas y contra toda la comunidad. Sabrina y Sam se han convertido en víctimas de una campaña de desinformación y fake news aprovechada por algunos para sembrar su discurso de odio. Así, por ejemplo, la imagen de Sam fue compartida por Andrew Torba, fundador de la red social de extrema derecha Gab. Y uno de los peores mensajes en ese sentido, después eliminado, fue el publicado en Twitter por el senador republicano Paul Gosar, quien llegó a asegurar que el tirador era un “inmigrante ilegal izquierdista transexual”.

Tanto Sam como Sabrina han confirmado a Mashable que tras los ataques y el revuelo inicial, el ambiente se había calmado y relajado un poco.

EN VÍDEO | La mayoría de víctimas de la masacre del colegio de Texas tenían entre 8 y 11 años

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente