Más de 160 municipios, bajo la lupa por un aumento sospechoso de su censo antes de las elecciones

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha detectado, según publica Antena 3, un aumento superior a la media en la población un total de 166 municipios repartidos a lo largo de la geografía española y distribuidos en 18 provincias. Recaída la sospecha sobre el censo a solo unas semanas de las elecciones, los Ayuntamientos tendrán que comparar la lista de empadronados nuevos para determinar si esos habitantes inscritos recientemente tienen o no derecho a emitir su voto el próximo 28 de abril.

Desde Antena 3 Noticias han explicado que el modo de proceder es el siguiente: cuando el INE detecta movimientos extraños en el censo, como un aumento de la población superior a la media, activa el protocolo a seguir en estos casos. Este consiste en avisar al Ayuntamiento de cada población sobre cuyo censo hay sospechas y pedirle que compruebe que, efectivamente, los nuevos empadronados residen en dicha localidad.

El ejemplo que han puesto desde la citada cadena, es el de Traspinedo, un municipio vallisoletano de 1.000 habitantes que ha visto crecer su censo en los últimos meses en 50 personas. Una cifra que no parece excesiva, pero que cobra importancia si se tienen en cuento dos factores. Por un lado, que es superior a la media, lo cual ha llamado la atención del INE. Por otro, que las últimas elecciones se decidieron por dos votos.

El Consistorio ha procedido ya a la comprobación de la residencia de estos nuevos censados. 40 de ellos justificaron el empadronamiento firmando una declaración, pero los 10 restantes no lo hicieron y no podrán votar.

El de Traspinedo es solo un ejemplo. Desde el Diario de Valderrueda informan de que en la provincia de León hay 35 censos bajo sospecha. De os cuales, según El Bierzo Digital, siete municipios y cinco juntas vecinales pertenecen a esta comarca según los datos publicados en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Desde el INE señalan que el censo se puede consultar entre el 8 y el 15 de abril y que el plazo para presentar reclamaciones es el mismo que el de consulta.

Los Ayuntamientos tendrán que comprobar si los nuevos censados residen o no en la localidad. Si no, no podrán votar. (Foto: Getty Images)