Más cerca de curar la diabetes tipo 1 mediante terapia genética

Se abre una puerta en la cura de la diabetes tipo 1
Se abre una puerta en la cura de la diabetes tipo 1

La diabetes mellitus tipo 1 es básicamente un “error de sistema” dentro de nuestro cuerpo. El sistema inmune, responsable de defendernos frente a amenazas externas, funciona mal y ataca unas células tan importantes como las que producen la insulina en el páncreas. Las consecuencias de esta confusión inmune son graves, elevan los niveles de glucosa en sangre y dejan al paciente atado de por vida, dependiendo de inyecciones de insulina artificial.

Durante décadas, y sin éxito hasta el momento, infinidad de equipos y laboratorios han buscado una manera de revertir este error del sistema inmune. Sin embargo, esta semana se ha publicado un estudio en la Revista Cell Stem cuyos resultados son todo un soplo de aire fresco en esta búsqueda del remedio total.

Pinchazo de insulina en un paciente de diabetes tipo 1 | imagen Pixabay
Pinchazo de insulina en un paciente de diabetes tipo 1 | imagen Pixabay

Para explicar en qué consiste este nuevo avance primero debemos entender cómo funciona este tipo de diabetes. La insulina es una hormona secretada por las células beta en unas regiones conocidas como los islotes de Langerhans, en el interior del páncreas. En una persona con diabetes tipo 1 su sistema inmune ataca y destruye estas células beta que son precisamente las responsables de la producción de insulina. Los métodos más utilizados para luchar contra esta enfermedad han intentado entender por qué el sistema inmune ataca a estas células beta y también reemplazar estas células por otras que estén a salvo del ataque.

Nada había funcionado por ahora, sin embargo, un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina en la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, han intentado una nueva táctica: En ese ataque a las células beta, el sistema inmune deja a un lado a otras, conocidas como células alfa que, aunque no producen insulina sí podrían ser “convertidas” en beta mediante técnicas genéticas.

La plasticidad de células beta y alfa puede ser la clave
La plasticidad de células beta y alfa puede ser la clave

Esta terapia génica que convierte células alfa en células beta (productoras de insulina) se ha probado en ratones y los resultado son muy interesantes: las células alfa comenzaron a producir insulina y restauraron los niveles normales de glucosa en sangre en los ratones diabéticos durante aproximadamente cuatro meses.

Los responsables del estudio se muestran esperanzados aunque muy prudentes, ya que estos resultados tan solo se han testado en ratones. Hay que recalcar que este tipo de estudios en roedores son muy preliminares y todavía queda un largo camino para saber si se puede replicar en seres humanos, no obstante, esta extraordinaria plasticidad en las células alfa y beta es un desarrollo emocionante en un campo en el que, hasta ahora, solo habíamos cosechado decepciones.

Referencias científicas y más información:

Xiangwei Xiao, Xiangwei Xiao, George K. Gittes, et al. “Endogenous Reprogramming of Alpha Cells into Beta Cells, Induced by Viral Gene Therapy, Reverses Autoimmune Diabetes” Cell, Stem Cell DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.stem.2017.11.020

Kristen V. Brown “Could Gene Therapy One Day Cure Diabetes?” Gizmodo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente