Encausados por el Tribunal de Cuentas acuden al fondo del Govern entre dudas

·2 min de lectura

Barcelona, 21 jul (EFE).- Los encausados por promover el procés en el extranjero se han acogido de nuevo al fondo del Govern para afianzar los 5,4 millones de euros que se les reclaman, entre el temor a que el Tribunal de Cuentas rechace el aval del Institut Català de Finances (ICF) y tengan que hacerlo con su patrimonio.

Según han informado fuentes jurídicas, la mayoría de afectados que ayer habían decidido garantizar las fianzas con sus bienes -entre ellos Artur Mas, Carles Puigdemont u Oriol Junqueras- han optado hoy por acogerse al Fondo Complementario de Riesgos creado por el Govern, después de que este haya anunciado que las avalará a través del ICF.

Las defensas de los encausados, no obstante, dudan de que el Tribunal de Cuentas acepte el aval del ICF, por lo que siguen evaluando el valor de sus bienes por si en los próximos días fuera necesario recurrir a un plan B y garantizar las fianzas con su patrimonio, sumado a lo que recauden la llamada "Caja de Solidaridad" o los partidos y entidades soberanistas.

El plazo máximo para pagar las fianzas por el Tribunal de Cuentas vence hoy mismo, pero algunas defensas tienen previsto presentar alegaciones ante el Tribunal, con lo que confían en ganar unos días, en los que la Generalitat podría seguir buscando un banco que acceda a avalar las sumas reclamadas.

El pasado lunes, un total de 31 de los 34 ex altos cargos afectados se habían acogido al Fondo Complementario de Riesgos que el Govern aprobó el pasado 6 de julio, con una dotación inicial de 10 millones de euros.

El Fondo iba a funcionar con un mecanismo similar al de un seguro privado: una entidad financiera avalaría las fianzas, con un contraaval de la Generalitat que se canalizaría a través del ICF.

No obstante, el Govern anunció ayer que no había encontrado bancos que accedieran a participar en la operación para avalar las fianzas y descartó que el ICF se hiciera cargo de ellas, para no comprometer a los profesionales de la entidad.

Por ese motivo, los ex altos cargos afectados optaron ayer por asegurar con su patrimonio las cantidades que les exige el Tribunal de Cuentas, una situación que ha cambiado hoy, cuando el conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró, ha rectificado y ha asegurado que sí recurrirá al ICF para avalar las fianzas.

En una entrevista en SER Catalunya, Artur Mas ya advertía esta mañana de las "altísimas probabilidades" de que el Tribunal de Cuentas rechace esa opción con la "excusa de que, como es un banco público que pertenece a la Generalitat, la Generalitat no puede directamente cubrir con un aval" a las personas encausadas.

"Ojalá me equivoque en mi pronóstico y el Tribunal de Cuentas acepte este aval", ha añadido Mas, que inicialmente ha anunciado su intención de aportar sus bienes personales para cubrir la fianza, con ayuda de la Caja de Solidaridad.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente