El Gobierno dice había marroquíes en la lista que no querían ser repatriados

Ceuta, 23 may (EFE).- La Delegación del Gobierno en Ceuta ha explicado que la negativa de Marruecos para permitir la repatriación de 60 personas que iban en un autobús que ha sido rechazado a pie de frontera se ha producido por un cambio en la lista inicialmente enviada por Marruecos.

Fuentes gubernativas han explicado a los periodistas que muchos de los marroquíes que habían sido incluidos en la lista y que estaban viviendo en el pabellón cubierto de La Libertad no querían ser repatriados y, por ese motivo, se han sustituido por otro que sí querían volver a su país.

Esta circunstancia ha provocado que al llegar a la frontera los gendarmes marroquíes advirtiera la presencia de nombres que no estaban incluidos en la lista que Marruecos había enviado a la Delegación del Gobierno.

Por este motivo, Marruecos les ha denegado el paso, teniendo que regresar el autobús hasta el pabellón de La Libertad.

De momento, la Delegación del Gobierno ha señalado que han conseguido ser repatriados 45 marroquíes y que no se descarta que en las próximas horas puedan acceder alguno más, aunque sin concretar ninguna cifra.

(c) Agencia EFE