Marruecos acusa a Argelia de expulsar a sirios hacia su frontera

Migrantes en un autobús tras intentar entrar en el territorio español de Ceuta desde la ciudad marroquí de Fnideq, el 17 de febrero de 2017

Marruecos acusó a Argelia de haber expulsado hacia su frontera a un grupo de 55 sirios, incluidos mujeres y niños "en una situación muy vulnerable".

Según un comunicado del Ministerio del Interior marroquí publicado el viernes por la tarde, los sirios fueron "expulsados" por Argelia a la zona fronteriza con Marruecos, cerca de la ciudad de Figuig (noreste), "contrariamente a las reglas de buena vecindad proclamadas por Marruecos".

Contactada por teléfono por la AFP, una fuente asociativa en Figuig, que pidió no mencionar su identidad, precisó que los inmigrantes sirios seguían bloqueados este sábado en tierra de nadie entre los dos países, sin acceso a agua o comida.

La frontera terrestre entre ambos Estados rivales del Magreb está cerrada desde 1994.

Según Rabat, las autoridades argelinas "autorizaron" a los sirios llegar a la frontera repartidos "en varios grupos desde la noche del 17 de abril" y después los "cercaron" para forzarlos a abandonar el territorio argelino.

Las autoridades marroquíes "denuncian los comportamientos inhumanos de las autoridades argelinas contra estos inmigrantes", "mujeres y niños en una situación vulnerable", forzados a efectuar este periplo con las "limitaciones" del terreno accidentado y el intenso calor.

Según la prensa marroquí, los refugiados sirios, incluidos mujeres y niños, fueron abandonados a su suerte en la zona fronteriza, y después bloqueados por las autoridades de Marruecos. El Ministerio del Interior no precisa si estos sirios fueron autorizados a demandar asilo en el reino.

"No es la primera vez que las autoridades argelinas proceden a la expulsión de inmigrantes hacia el territorio marroquí", acusó Rabat.

A mediados de marzo, una asociación marroquí de defensa de los inmigrantes, el GADEM, informó de la detención de una treintena de inmigrantes subsaharianos en Marruecos, que quedaron después bloqueados en tierra de nadie porque fueron rechazados por ambos países.

Marruecos adoptó en 2013 una nueva política migratoria y lanzó a mediados de diciembre una segunda campaña de regularización de inmigrantes clandestinos, la mayoría de ellos subsaharianos.

Las autoridades del reino insisten con frecuencia en el carácter "humano y generoso" de esta política, en contraste, según ellas, con la política migratoria de su vecino argelino.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines