El mariscal libio se opondrá al "invasor turco" si fracasan las discusiones de paz

El mariscal Haftar, el hombre fuerte del este de Libia, aseguró el viernes que se opondrá militarmente "a los invasores turcos" si fracasan las discusiones que pretenden establecer un alto el fuego duradero.

"Si las negociaciones en Ginebra no conducen a la paz y la seguridad en nuestro país, que los mercenarios no se van de donde vienen, entonces las fuerzas armadas [de Jalifa Haftar] cumplirán con su deber constitucional [...] de defensa ante los invasores turco-otomanos", dijo a la agencia de prensa rusa Ria Novosti.

El mariscal se encontraba de visita en Moscú según la agencia. Rusia está ampliamente considerada, a pesar de su negación, como uno de los principales apoyos de Haftar en el conflicto armado con las tropas del Gobierno de Unión Nacional (GNA) de Fayez al Sarraj.

La Turquía del presidente Recep Tayyip Erdogan apoya al gobierno de Sarraj, con quien firmó en noviembre de 2019 acuerdos de cooperación militar, seguridad y marítima. Los dos hombres se reunieron en Estambul el jueves.

Haftar acusó a ambos de no respetar los compromisos acordados en una conferencia internacional a principios de año en Berlín, en la que la comunidad internacional se comprometió a no inmiscuirse en el conflicto libio.

"Nuestra paciencia está alcanzando sus límites", declaró.

Para Haftar, las discusiones de Ginebra solo podrán tener éxito si hay una "retirada de los mercenarios sirios y turcos, el fin de la entrega de armas de Turquía a Trípoli, y la liquidación de los grupos terroristas".

El enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salame, estimó que la aplicación de un alto el fuego duradero era una misión "muy difícil" pero "no imposible".