Mario Mola: "El objetivo sigue siendo el mismo, sólo que se alarga 365 días"

Madrid, 27 mar (EFE).- El español Mario Mola, triple campeón del mundo de triatlón y que durante las pasadas siete temporadas nunca dejó de capturar una medalla en el Mundial, era candidato, como mínimo, al podio, en los Juegos de Tokio. Pero la cita olímpica en la capital japonesa quedó aplazada -de momento, sin fecha-, a causa de la pandemia del coronavirus.

En una entrevista telefónica con la Agencia EFE, Mola, nacido en Palma de Mallorca hace 30 años, explica cómo encajó la noticia del aplazamiento de los Juegos Olímpicos; cómo afronta el futuro a corto y medio plazo; y cómo es su rutina en el confinamiento derivado del estado de alarma que impera estos días en España.

Pregunta: Usted era candidato, como mínimo, a medalla. ¿Cómo recibió la noticia del aplazamiento de los Juegos?

Respuesta: La decisión creo que se recibe bien por parte de todos los deportistas, teniendo en cuenta la incertidumbre y la imposibilidad que tenemos actualmente para entrenar con normalidad; pues creo que era lo esperado y lo más sensato.

Así que es una noticia que recibimos bien. Al menos yo, personalmente, la recibo bien.

P: ¿Cómo vivió las semanas y, sobre todo, los días previos al anuncio, teniendo en cuenta que tenía que entrenar confinado; y pensando que igual se mantenía la fecha de los Juegos?

R: Pues imagino que como la mayoría de gente. Todo sucedió muy deprisa. De hecho, nosotros adelantamos el viaje a los Estados Unidos, con la intención de unirnos al grupo de entrenamiento allí y seguir, por lo menos, entrenando con normalidad.

Pero las noticias fueron muy rápidas y, de hecho, cinco o seis días después de llegar a Estados Unidos tuvimos que venir de vuelta, ya que la situación era demasiado complicada como para seguir estando tan lejos.

P: Una vez conocida la noticia, cambia todo. A usted, en concreto, ¿cómo le afecta? Era, obviamente, uno de los favoritos, y toda la temporada la iba a centrar en los Juegos, ¿no?

R: Todavía es pronto para saber qué pasará con el resto de la temporada; hay que esperar a que la situación se normalice y ver qué carreras se van a poder hacer, a partir del verano.

Creo que de nada sirve ponerse ahora a darle muchas vueltas a la cabeza, ya que seguimos todavía encerrados, entrenando lo que podemos, en las circunstancias en las que estamos.

Pero bueno, el hecho de que se aplacen los Juegos, teniendo en cuenta que hace una semana no sabíamos si se iban a disputar o no; y estábamos en casa sin poder nadar y sin poder correr. No lo veo como nada negativo, ni mucho menos.

El objetivo sigue siendo el mismo, sólo que el camino para llegar a ello se alarga 365 días.

P: ¿Qué tipo de entrenamientos hace ahora? ¿O ha decidido parar unos días?

R: Pues bueno, volvemos un poco a las primeras semanas de entrenamiento; intentar un mantenimiento con las circunstancias actuales, lo que supone hacer rodillo (de bicicleta), que sí tenemos en casa; y estar pendientes de la cinta para tenerla cuánto antes, porque aún no he podido correr.

La mayor limitación está en la piscina. Igual que los nadadores, los triatletas habitualmente entrenamos en la piscina cinco o seis veces por semana; y actualmente es lo que vamos a tener que hacer en seco. Intentaremos hacer ejercicios en el suelo, aprovechar para ganar movilidad, para trabajar el core. Eso es en lo que podemos centrarnos. Tampoco tiene mucho sentido volvernos locos. Son las circunstancias y tenemos que adaptarnos a ellas.

P: ¿Qué ha planificado, de momento? Porque lo importante será 2021, ahora, ¿no?

R: De momento, planificar sería iluso por mi parte, porque nuestra temporada es de marzo a septiembre u octubre; hay carreras que no se van a hacer este verano y no sé hasta qué punto se van a poder hacer más adelante. Dudo que podamos competir en el Reino Unido o en Alemania a partir de septiembre u octubre, ya que las condiciones meteorológicas podrían ser demasiado adversas... ya veremos.

De momento, lo dicho: centrarnos en lo que podemos hacer que es intentar mantener un mínimo de condición física, sin pretender hacer más de lo necesario, porque no tendría sentido. Y, nada, estar animado dentro de lo posible, porque los protagonistas ahora son todos los que están luchando por que la situación se normalice y están al pie del cañón en los hospitales y en las calles. Creo que nuestro papel aquí es más que secundario.

P: Su tiempo libre, ¿cómo lo mata durante este confinamiento?

R: El tiempo libre más o menos del mismo modo que cuando estoy entrenando, que es cuando también dispones de un tiempo para descansar, para leer, ves alguna serie... y estar tranquilo; porque es todo lo que puedes hacer en estos momentos.

P: Como persona, ¿cómo está viviendo esta pesadilla?

R: Es indudable que son momentos muy difíciles, para todos. En mi caso, también lo estoy viviendo con esa incertidumbre; y con esa sensación de que no puedes hacer nada para ayudar más allá de quedarte en casa y confiar en que las cosas mejoren.

Al final es como querer que una carrera vaya bien pero no poder entrenar para ello. Es simplemente estar un poco a la expectativa y lo dicho, confiar en que aquellos que están haciendo su trabajo puedan resolverlo cuanto antes.

Adrian R. Huber

(c) Agencia EFE