Mario Draghi, ante un "rompecabezas" para formar un gobierno en Italia

Kelly VELASQUEZ
·3 min de lectura

El ex presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, inició este jueves las complejas consultas para intentar formar un gobierno de unidad con el objetivo de sacar a Italia de la crisis social, económica y sanitaria.

El prestigioso economista se encuentra ante una engarbullada situación con las dos mayores fuerzas políticas del Parlamento, el Movimiento 5 Estrellas (M5E, antisistema) y la derechista Liga de Matteo Salvini, divididas e inciertas ante la posibilidad de darle su apoyo.

Según el diario La Stampa, Draghi se enfrenta a un verdadero "rompecabezas", por lo que muchos editorialistas han atribuido la situación al complejo sistema parlamentario.

"Draghi debe escoger entre el M5E o la Liga", sentenció este viernes el líder ultraderechista Salvini.

La declaración de Salvini excluye por ahora la posibilidad de un gobierno "de unidad" para hacer frente a la grave situación del país ante la pandemia, que se ha cobrado la vida de casi 90.000 personas y la mayor recesión económica de su historia reciente.

Por su parte, el Partido Democrático (PD, centro-izquierda) dio ya el apoyo así como la pequeña formación Italia Viva de Matteo Renzi, que desencadenó a mediados de enero la renuncia del primer ministro Giuseppe Conte y apostó por dar el cargo al ex gobernador del Banco de Italia.

"No seré un obstáculo para Draghi, no soy un saboteador", advirtió Conte este viernes en su primera declaración pública tras más de una semana de silencio.

Conte, quien ha alcanzado una notable popularidad por su sobrio manejo de la pandemia, cercano al M5E, garantizó que seguirá trabajando "por el bien del país".

- Ganando apoyos -

La posición de los antisistema, que cuentan con un tercio de los diputados y senadores, tras triunfar en las elecciones de hace dos años con una campaña contra los privilegios de 'la casta' y en alternativa a la izquierda y a la derecha, es clave para la formación de un gobierno liderado por el llamado "genio de la finanzas" y salvador del euro.

Draghi tiene programado reunirse con sus líderes el sábado, mientras se abrió el debate interno y no se excluye que lleguen a un acuerdo de tipo político.

"Todo parece indicar que Draghi está ganando apoyos", comentó el politólogo Aldo Garzia, sobre todo después de que Conte se propusiera este viernes como garante de "una alianza para el desarrollo sostenible".

"Nosotros vamos a proponer nuestras temáticas. Lo importante es que sea un gobierno con una línea política clara y no a medida de tecnócratas", adelantó Riccardo Ricciardi portavoz del M5E.

Si el economista pone de acuerdo a los partidos de la coalición saliente, más a los sectores moderados de la derecha, entre ellos el partido de Silvio Berlusconi, Forza Italia, podría lograr una mayoría clara y formar un equipo de ministros que combine famosos expertos y políticos de distintas corrientes.

"Vamos a la reunión con Draghi del sábado con las mejores intenciones", adelantó el anciano magnate Berlusconi, quien asistirá al encuentro.

Draghi, que se reunirá el sábado también con la ultraderechista Liga, necesita al menos la abstención del principal partido de la oposición, conocido por su línea soberanista y antieuropeísta.

El prominente tecnócrata, que al contrario de su predecesor Conte no tiene un plazo fijado para formar un gobierno, en caso de que llegue a ser primer ministro deberá hacer frente ante todo a la emergencia sanitaria y a la campaña de vacunación.

Italia además deberá presentar a finales de abril un plan para reactivar su economía en recesión, gracias a la importante ayuda financiera de la Unión Europea.

La península recibirá alrededor de 200.000 millones de euros (240.000 millones de dólares) de la Unión Europea y debe elaborar el programa de gastos detallados para finales de abril.

El presidente Mattarella, el único que por Constitución puede disolver el parlamento y convocar elecciones anticipadas, advirtió el martes que quiere evitar a todo costo el voto en plena pandemia y recesión.

kv/mb