Mario Bezares insiste en vivir bajo la sombra de Paco Stanley

·4 min de lectura

Por Luis Moreno

Mario Bezares anunció una serie dedicada al asesinato de Paco Stanley centrándose en especial en cómo él y Paola Durante vivieron el suceso. Aunque el proyecto aún está en fase de formación y queda mucho por definir, es probable que no sea el mejor movimiento para Mario Bezares, quien durante los últimos veinte años había intentado quitarse el estigma de haber sido el patiño de Paco Stanley y de haber estado salpicado por el crimen que le quitó la vida al conductor mexicano.

Durante los años noventa, Mario Bezares se hizo famoso por ser el acompañante de Paco Stanley en sus programas ¡Pácatelas! y Una tras otra. En ambas emisiones Mario Bezares era blanco de las burlas y hasta humillaciones que Paco Stanley le hacía frente a las cámaras. Uno de los recursos más recordados del programa era cuando Mario era puesto a bailar “el gallinazo”, una rutina cómica en la que imitaba a un ave y en la que hacía movimientos graciosos sobre el suelo.

Mario Bezares centrará esta producción en contar su propia versión del asesinato de Paco Stanley (Fotografía: Luis Ortiz/Clasos/LatinContent via Getty Images)
Mario Bezares centrará esta producción en contar su propia versión del asesinato de Paco Stanley (Fotografía: Luis Ortiz/Clasos/LatinContent via Getty Images)

La relación laboral acabó súbitamente en 1999, cuando Paco Stanley fue asesinado en un ataque ocurrido a las afueras del restaurante El charco de las ranas al sur de la Ciudad de México, lugar al que había ido a comer en compañía de sus compañeros Jorge Gil y el propio Bezares quien se salvó de sufrir daños colaterales en el atentado debido a que unos minutos antes tuvo que atender una llamada telefónica y posteriormente ir al baño. ya que (según su testimonio) los alimentos le habían caído mal. Fue así cómo evitó el tiroteo que iba dirigido a Stanley y que Jorge Gil sí vivió en primera persona, aunque salvando la vida.

La tragedia marcó para siempre a Mario Bezares: debido a la rareza de lo ocurrido fue apuntado como uno de los primeros sospechosos. Las autoridades de hecho lo detuvieron siguiendo una línea de investigación sobre un posible crimen de venganza que Bezares habría orquestado contra su antiguo jefe en un plan que también involucraba a la edecán Paola Durante. Finalmente la procuraduría no encontró elementos firmes que incriminaran a ninguno de los dos, por lo que Mario fue liberado luego de un año y medio tras las rejas.

A partir de ese momento Mario Bezares comenzó desde cero y dio paso a una trayectoria como conductor principal que tuvo algo de éxito en Acábatelo y Aficionados, dos programas del grupo Multimedios en Monterrey.

Aunque arrancar le costó mucho trabajo tras su paso por prisión, al cabo de dos décadas de esfuerzos, que también incluyeron trabajos en el teatro, parecía que Bezares había dejado en el pasado su dependencia a la imagen de Paco Stanley. Pero ahora él mismo vuelve a recurrir a la marca de Stanley, lo cual podría echar abajo todo lo que había avanzado.

De acuerdo con sus primeras declaraciones, Mario Bezares perfila la serie en un estilo documental centrándose sobre todo en lo que él y Paola Durante sufrieron tras el asesinato. Aunque la edecán ha dicho que podrían invitar a Paul Stanley (hijo del fallecido conductor) al proyecto, Mario se muestra un tanto cerrado a ello e incluso dijo que no necesitan permiso de los familiares de su viejo amigo, ya que lo retratado a fin de cuentas estará centrado en él y Paola.

“No es nada sencillo porque recrudecemos completamente todo lo sucedido, pero es una cicatriz que ya está totalmente curada […] Yo quiero que la gente se dé cuenta qué fue lo que pasó con los Bezares y con los Durante, qué fue realmente lo que nos hicieron ante la situación que sufrió mi querido amigo Paco. Yo no quiero decir cosas que no conozco en cuestiones de la relación y la vida de Paco, por ejemplo”, declaró Mario Bezares en el programa De primera mano.

Bezares admitió que la elaboración de la serie está todavía “muy escueta”, y aunque es probable que tenga éxito en caso de concretarse, no queda claro si se trata de la mejor decisión para alguien que sin venir a cuento volverá a un pasado del que tanto le había costado escapar.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Blessing Chukwu y el desafío de ser una mujer negra (y una Miss) en México

Lo que significa hoy ser sexy: "las marcas ya no están pensando en fantasías"

Sam Smith nos da una lección de aceptación al normalizar su trasplante de cabello

EN VIDEO: Mujeres roban joyas justo por debajo de las narices del vendedor