Probablemente Marine Le Pen no gane, pero lo está haciendo todo bien para ser presidenta en 2027

·4 min de lectura

Faltan unos pocos días para que los franceses decidan si le dan otros cinco años a Emmanuel Macron en El Elíseo o prefieren el cambio de la mano de Marine Le Pen. Este próximo 24 de abril se disputa la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y las cosas están bastante ajustadas.

De momento, las encuestas le dan ventaja al actual presidente (56% frente a 44%), pero la candidata de ultraderecha ha llegado a estar en un 47% y al borde del empate con el político liberal, por lo que todo se presenta muy abierto. Lo que está claro es que pase lo que pase en las urnas, estos comicios ya son una victoria para Marine Le Pen.

Marine Le Pen. (Photo by LUDOVIC MARIN/AFP via Getty Images)
Marine Le Pen. (Photo by LUDOVIC MARIN/AFP via Getty Images)

No cabe duda que todavía tiene muy difícil gobernar y que el cordón sanitario en Francia a la ultraderecha sigue siendo efectivo. Pero también ya es una certeza que la candidata ha logrado ensanchar su electorado y que cada vez tiene más cerca ese 50% ganador. Así, independientemente de lo que ocurra este 2022, la política ha estado toda la campaña sembrando las bases de futuro. Y se presentan como muy prometedoras.

Cabe recordar que en estos comicios Le Pen ha visto cómo aparecía un candidato a su derecha, Eric Zemmour, capaz de robarle votos. Al mismo tiempo, a su izquierda se mantenía la derecha tradicional de Los Republicanos.

Esta ardua competencia ha terminado jugando a favor de la Agrupación Nacional y ha colocado a la política de Neuilly-sur-Seine en una posición de centralidad. Lógicamente, con un candidato más extremista, Marine Le Pen ha sabido jugar muy bien esa carta de la moderación, aunque no sea tal.

También ha ido adaptando el discurso a las reclamaciones sociales. Si antes su bandera principal era el euroescepticismo y los mensajes xenófobos y antiinmigración, ahora se ha centrado en aquellos enfadados con los partidos tradicionales, con las reivindicaciones de los chalecos amarillos como telón de fondo. Además, la imagen de Macron, que es visto en Francia como algo arrogante y elitista, también refuerza su candidatura.

Una buena prueba se ha producido en el debate, donde el actual presidente ha mostrado un lenguaje gestual muy variado, con sonrisas irónicas, cruces de brazos y una actitud condescendiente. Por su parte, Le Pen tenía claro su objetivo: salir viva del intercambio y proyectarse en el imaginario francés como posible presidenta de Francia.

Un momento del debate entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen. (Photo by Chesnot/Getty Images)
Un momento del debate entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen. (Photo by Chesnot/Getty Images)

Y lo cierto es que ha conseguido su objetivo. Si en 2017, la primera vez que ella como candidata consiguió meterse en segunda vuelta, obtuvo un 33,9%, ahora aspira a situarse por encima del 40%, lo que sería un gran resultado y la catapultaría directamente hacia los comicios de 2027. De hecho, conseguir un 45%, algo que ahora mismo parece bastante posible, sería una derrota de lo más dulce.

Cinco años es mucho tiempo y en política pueden ser muy largos, por lo que es difícil predecir qué ocurrirá en ese tiempo, pero sí hay alguna certeza. La principal es que Macron no se podrá presentar a las próximas elecciones si consigue la reelección, al agotar sus dos mandatos. También que a día de hoy los partidos tradicionales están completamente hundidos y al borde de la desaparición.

Además, y no es algo baladí, Le Pen consigue fidelizar mucho más su voto. Tal y como han mostrado las encuestas, Macron atrae más votos por su figura, mientras que la política de ultraderecha lo hace por sus ideas. Y no se puede olvidar que estas permanecen en el tiempo, no así los líderes. Por tanto, es más sencillo la continuidad del proyecto Le Pen a largo plazo que el de Macron.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Así pues, parece que de estos comicios la extrema derecha va a salir reforzada, aún perdiendo. Su auge en Francia continúa y cada vez se encuentra más cerca de gobernar.

EN VÍDEO I Animalistas y vecinos salvan a un ciervo exhausto de morir abatido por una docena de cazadores con perros en Francia

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente