El origen de los rumores sobre la salud mental de María José Campanario

Anna Sanchez
·5 min de lectura
CUENCA, SPAIN - AUGUST 19:  Spanish bullfightehr Jesulin of Ubrique poses with Maria Jose Campanario as he returns to bullfighting after seven years of retirement on August 19, 2018 in Cuenca, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
Los rumores sobre la salud mental de María José Campanario la persiguen hace años (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

La esposa de Jesulín de Ubrique está en el foco de la polémica tras subir una carta humillando a Belén Esteban a su perfil de Facebook. El texto fue publicado por María José Campanario a las 4 de la madrugada y posteriormente fue borrado pero, obviamente, los medios ya se habían hecho eco del mismo.

Descubrir qué mueve a Campanario a ponerse a escribir y publicar un alegato tan desagradable en plena noche no debe ser sencillo y más cuando Belén Esteban hace tiempo que dejó de hablar de ella y de Jesús Janeiro por petición expresa de su hija Andrea.

Con esta sorprendente actitud de ataque hacia la colaboradora de ‘Sálvame’, vuelven a la palestra los rumores sobre la salud mental de la actual esposa del torero. Dichos rumores son un fantasma que la lleva persiguiendo desde 2017.

El origen de las habladurías sobre los posibles problemas de salud mental de Campanario surgen, como no, en el programa de su archienemiga Belén Esteban hace ya cuatro años. En verano de 2017 Kiko Hernández pidió el ‘pulpillo’ (que así llaman al atril del plató) para dar una información bomba.

Kiko aseguró que María José Campanario sufría de una fuerte obsesión por parecerse a Belén Esteban y, de hecho, argumentaba que se había teñido el pelo rubio platino del mismo tono que su compañera de programa a raíz de este presunto problema mental.

Hernández desveló que le había mandado información una fuente muy cercana a Jesulín y que Campanario guardaba debajo de su cama muchas cajas de zapatos llenas de recortes de revistas sobre Belén Esteban.

Además de esto, el informador explicaba que no lo tenía todo de cualquier manera sino muy bien conservado y clasificado para poder desplegar algunos recortes cada vez que los ‘necesitaba’. Por si esto fuera poco, María José había adoptado frases de ‘la Esteban’ como “Yo por mi hija ma-to” o “Hasta luego Mari Carmen”, según contó Kiko por aquel entonces.

Eso, sumado al ingreso en la clínica malagueña de salud mental ‘El Seranil’, constató que algo le pasaba a la mujer de Jesulín.

Cuando Kiko le contó todo esto a Belén por teléfono desde ‘Sálvame’, ella se quedaba en shock y preguntaba: "¿Ella está en el hospital por todo esto que me estáis contando?” a lo que Gema López sentenciaba: "Yo no pongo en duda la fibromialgia, pero siempre he creído que detrás había algo más", respondía Gema López.

Kiko Hernández aseguró que Campanario estaba obsesionada con Belén (Telecinco)
Kiko Hernández aseguró que Campanario estaba obsesionada con Belén (Telecinco)

Campanario se apresuraba a negar la mayor en ‘Viva la Vida’ unos días después asegurando: “Que no, que no estoy ingresada”. Según ella solo acudía a la clínica a hacer rehabilitación debido a su tratamiento antidepresivo: “Lo que hace es que pasen del cerebro unas sustancias que son necesarias y que nosotros las tenemos más bajas, más baja cantidad que son la serotonina y la noradrenalina”, explicaba María José a través de un colaborador del programa.

La odontóloga también dice que su problema es que no tolera bien los medicamentos y por eso el doctor tiene que ir probando con algunos para mejorar su recuperación. Sin embargo y tras dar su versión de lo sucedido, ABC publicó que en 2018 interpuso una demanda contra Kiko Hernández por haber revelado detalles de su patología. El colaborador salió victorioso dado que María José había comercializado previamente por con su enfermedad según recoge el diario, eso sí días después tuvo que abonar las costas del juicio y el procurador.

En 2019, el programa ‘Sálvame’ no corrió la misma suerte y María José le ganó una demanda por haberse entrometido en su intimidad, en dicha ocasión la justicia sí le dio la razón.

La verdad es que los ingresos hospitalarios en los últimos años han sido frecuentes llegando a más de doce en menos de tres años.

Dichos ingresos se achacan por parte de María José y su entorno a la fibromialgia que padece hace 14 años. Los insufribles dolores y brotes que la enfermedad le hace padecer a Campanario la llevan a tener que ingresar bajo observación médica y con medicación intravenosa.

La fibromialgia es una enfermedad crónica con la que la esposa del torero tendrá que convivir el resto de su vida, como ella misma contó a ‘Hola’ hace unos años: "Es una enfermedad invisible, solo la percibimos los que la padecemos. Y es muy complicado que la gente a tu alrededor te entienda, porque hay días en los que realmente no te puedes mover y es bastante duro. Ha habido días en los que me he sentido completamente inútil”.

Siempre quedará la duda de si, como dice Gema López, tras los ingresos por fibromialgia se esconde alguna patología de salud mental y es que, ya en su día cuando ingresó en la clínica de Málaga, el psiquiatra Enrique Guerra comentó a ‘Jaleos’ que habría que disponer de más datos para conocer si el comportamiento de Campanario responde a “una "conducta obsesiva puntual derivada de un cuadro de depresión, ansiedad o situación emocional determinada” o si bien “ se trata de un trastorno que arrastra desde hace años y que se relaciona con "conductas ilógicas o exageradas derivadas de una ideación obsesiva”, más propia del trastorno obsesivo compulsivo.

Sea como sea, este arrebato de escribir una carta en tono destructivo a las cuatro de la noche está dando mucho de que hablar y vuelve a poner a María José Campanario (y su salud mental) en el disparadero mediático.

Más historias que te pueden interesar

Belén Esteban y su demoledora respuesta a María José Campanario

María José Campanario dedica una carta durísima a Belén Esteban en la que le deja claros los límites

Jesulín de Ubrique y Mª José Campanario, muy afectados, en el último adiós al padre del torero