Marelen Castillo puede pasar de ser una "perfecta desconocida" a vicepresidenta de Colombia

·6 min de lectura

"Perfecta desconocida", así se definió Marelen Castillo en una entrevista pocas semanas antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia, que tuvieron lugar el 29 de mayo. Esa misma noche, su nombre ya empezaba a resonar como posible vicepresidenta después de que su fórmula presidencial, el candidato populista de la Liga de Gobernantes Anticorrupción Rodolfo Hernández diera la sorpresa electoral posicionándose en segundo lugar en el escrutinio.

No sólo de videos virales y eslóganes en Twitter vive la Liga de Gobernantes Anticorrupción, el partido político bajo el cual el exalcalde de la ciudad norteña de Bucaramanga, el populista Rodolfo Hernández, aspira a llegar a la Casa de Nariño, la sede presidencial colombiana, el próximo 7 de agosto mediante el balotaje electoral que se celebrará el 19 de junio.

Marelen Castillo, la fórmula vicepresidencial del conocido como 'El Ingeniero' o 'El viejito de TikTok', ha mantenido durante estos tres meses un perfil mucho más bajo que su compañero y que su principal rival en el balotaje, Francia Márquez, la candidata vicepresidencial de la coalición izquierdista Pacto Histórico, cuya presencia pública y mediática ha sido más relevante que la de muchos aspirantes que quedaron apeados de la contienda electoral.

Sin hacer grandes apariciones en los medios de comunicación ni dejarse ver mucho, como Hernández, por las redes sociales, Castillo puede pasar de ser una "perfecta desconocida", como ella misma se definió en una entrevista en la cadena colombiana Caracol, a la futura vicepresidenta de la nación andina.

Las opciones no son pocas: aunque Rodolfo Hernández quedó segundo con el 22,1% de los sufragios, lejos de Gustavo Petro, izquierdista que se hizo con el favor del 40,3% de los colombianos que acudieron a votar; en la segunda vuelta se dibuja un escenario donde el candidato populista podría sumar, con holgura, la mayor parte de los votos del electorado de los candidatos que quedaron por fuera.

El derechista Federico 'Fico' Gutiérrez, que obtuvo más de cinco millones de votos, ya anunció su apoyo público al ingeniero. A él, se podrían juntar los votos de los conservadores Enrique Gómez y Jhon Milton Rodríguez así como parte del electorado del centrista Sergio Fajardo.

Por delante, casi tres semanas de intensa campaña electoral donde es más que probable que Marelen Castillo empiece a tomar más relevancia pública, sobre todo después de las polémicas que envuelven a Hernández por sus palabras sobre las mujeres.

'El Ingeniero' ha dicho de las mujeres que es mejor que estén en casa que en el poder y que lo "ideal" sería que se "dedicaran a la crianza de los hijos" algo que no pueden hacer según él porque los actuales políticos "tienen a toda la ciudadanía arruinada" y a "la mujer le tocó ponerse a trabajar para aportar y complementar a los gastos de la casa".

Aunque Castillo salió a sofocar los escándalos y a decir que Hernández "es un hombre muy respetuoso" y que siempre tuvo en cuenta las opiniones de las mujeres que forman parte de su proyecto político, la cuestión feminista será uno de los pilares de la campaña hacia el balotaje, por lo que su defensa y posicionamiento de las mujeres será decisivo ante los planteamientos machistas y misóginos de su compañero candidato.

Durante una entrevista en la cadena Caracol antes de la primera vuelta, Castillo mencionó que las mujeres son "la base de sociedad" y que están "llamadas a tomar ese rol decisivo en Colombia".

La vida de Marelen Castillo antes de saltar a la primera plana política

Marelen Castillo es afrocolombiana y es procedente de una familia de clase media en la cuidad de Cali, la tercera urbe más grande de Colombia. Hija de madre modista y padre funcionario público, también tiene otras cuatro hermanas.

En una entrevista en 'Revista Semana', se definió como "católica, devota, mariana, creyente de la virgen de Guadalupe" y cree "en la palabra de Dios".

Lleva 28 de sus 53 años casada y tiene dos hijas. Fuera del ámbito familiar, tiene una vasta carrera como docente e investigadora, labor a la que ha dedicado toda su vida y también motivo por el que terminó convirtiéndose en candidata a la vicepresidencia.

Castillo es licenciada en Biología y Química por la Universidad Santiago de Cali, pero es, como Hernández, también ingeniera, en este caso por la rama industrial. A estos estudios se incluye su maestría en Administración y Gestión de Empresas y un doctorado en Educación.

La caleña fue profesora en la la Universidad católica Minuto de Dios, una institución en la que luego tuvo distintos cargos de responsabilidad.

Aunque no tiene experiencia política previa, dice que "la educación y la política tienen el mismo propósito: servir al país" y que "la educación es el motor que puede transformar al país". Bajo estas tesis ha elaborado su discurso político estos tres meses.

Castillo no conocía personalmente a Hernández cuando fue nombrada su fórmula vicepresidencial

Rodolfo Hernández no tuvo fácil encontrar a su pareja en la carrera a la casa de Nariño. Tras varios fracasos, entre los que llegó a figurar la polémica periodista Paola Ochoa, finalmente se encontró, casi por casualidad con Marelen Castillo.

Fue casi por azar. Hernández pidió sugerencias en redes sociales, un mensaje que leyó el exrector de 'Uniminuto', Alonso Ortíz Serrano, quien trabajó con Castillo.

"Cuando me llamó mi amigo, me dice: ¿Tú conoces al ingeniero Rodolfo Hernández? Y yo: ¿el viejito de Bucaramanga?", contaba la candidata en una entrevista. Fue él quien le propuso dar el salto a la política.

"Le dije que me hacía un honor, pero yo no soy política. Mi amigo me dijo que eso era lo que él buscaba. Conclusión: no me cierro a nada", relataba Marelen Castillo en una entrevista acerca de ese preciso instante en el que todo se fraguó.

Fue presentada como fórmula vicepresidencial de Hernández el 1 de marzo, a escasas dos semanas de las elecciones legislativas, cita a la que aunque no se presentaron, sí fue el primer gran escaparate de cara a los comicios presidenciales.

Desde entonces han caminado más separados que juntos, cada uno haciendo campaña por separado. No obstante, Castillo dice que hay buena sintonía entre ingenieros: "Él es experiencia, el emprendedor hoy empresario, y yo soy la fórmula complementaria desde la academia, desde la educación", dijo la candidata en una entrevista en la cadena colombiana RCN Noticias.

Aunque en el primer tramo de la campaña su nombre apenas se vio, Marelen adoptó, mayoritariamente, el estilo de su compañero: participó de pocos eventos masivos y concretó su mensaje en la lucha contra la corrupción. Eso sí, al contrario que Rodolfo, ella sí participó de algún debate.

Sin embargo, con el balotaje en el horizonte, su relevancia pública ya ha cambiado. Marelen Castillo puede convertirse en vicepresidenta de Colombia, pero antes tendrá que lidiar con una campaña salvaje y con las polémicas de su compañero de fórmula, que no escapa a ningún escándalo por sus declaraciones salidas de tono y la investigación en su contra por corrupción.

Este caso llevará a Rodolfo Hernández a enfrentar un juicio en julio en un hecho paradójico de quien se dice el adalid contra una lacra que ha reinado entre la clase política de Colombia durante décadas.

Marelen Castillo confía en que el caso "no va a trascender" mientras capotea, de uno y otro lado, las embestidas a pocas semanas del desenlace sobre su futuro político.

Con información de EFE y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente