Marcha en Nueva York en rechazo a la violencia armada en medio de debates en el Congreso

·4 min de lectura

Miles de manifestantes se tomaron este jueves el célebre puente de Brooklyn, durante una marcha convocada en demanda de acciones para controlar el acceso a las armas y poner freno a tiroteos masivos como los que han enlutado recientemente a Estados Unidos, coincidiendo con debates sobre varias medidas oficiales al respecto.

En la víspera del Día Nacional de la Concienciación sobre la Violencia Armada (proclamado el primer viernes del mes de junio), una marcha a la que manifestantes asistieron vestidos de color naranja tomó el puente de Brooklyn en Nueva York, para exponer los estragos que este flagelo ha traído, mientras autoridades a varios niveles comienzan a dar los primeros pasos para ponerle fin.

El grupo de investigación Archivo de la Violencia Armada documentó que sólo este año ha habido 18.000 muertes relacionadas con el uso de armas en Estados Unidos, aunque unas 10.000 son atribuidas a suicidios.

Sin embargo, solo en el fin de semana del Memorial Day (del sábado al lunes pasado), nueve personas murieron y otras 63 resultaron heridas en 14 tiroteos masivos que tuvieron lugar en 11 estados. En los cinco meses que han transcurrido del año, la organización ha registrado 230 tiroteos masivos en el país, 11 de los cuales derivaron en matanzas.

Por otra parte, la Encuesta de Armas Ligeras, una entidad con sede en Suiza, ha detectado que Estados Unidos es el único país del mundo en el que la cantidad de armas en poder de civiles supera el número de habitantes.

Contra fenómenos como estos se pronunciaron los miles de manifestantes que sostuvieron pancartas con lemas y fotografías de las víctimas, y llegaron hasta el Ayuntamiento de la ciudad.

Eric Adams designa a un "zar antiarmas" en Nueva York

A su llegada al Ayuntamiento, los protestantes se encontraron con la noticia de que el alcalde de la ciudad, el ex policía Eric Adams, nombró lo que él llamó un "zar contra la violencia armada", un funcionario que encabezará un grupo de tarea para frenar un fenómeno creciente en Nueva York.

El designado, A. T. Mitchell, es el fundador de Man Up!, una organización de servicio social con sede en Brooklyn, que se dedica a involucrar a la comunidad en iniciativas y actividades para reducir la violencia. Mitchell marchó anónimamente como parte de los manifestantes, antes de que su nombre fuera anunciado.

"No nos metimos en este problema de un momento a otro, así que no podemos esperar una solución de la noche a la mañana", reconoció Mitchell, a quien Adams se refirió como "la persona correcta para el trabajo". "En realidad estamos pidiendo una oportunidad honesta, una oportunidad justa. No puedo darles un plazo porque hemos vivido mucho tiempo en estas condiciones, porque no hacemos milagros".

Adams, quien asumió a comienzos de año, lidia con una creciente alza de la criminalidad, pero también hizo frente el mes pasado a un tiroteo masivo que dejó 23 heridos en el metro de Nueva York, entre ellos 10 de bala.

Acciones sin garantía se inician en el Capitolio

La Cámara de Representantes de Estados Unidos comenzó a analizar este jueves un proyecto de ley que busca regular el porte de armas, a pesar de las bajas probabilidades de que pase el escrutinio del Senado, como suele suceder con estas iniciativas.

La legislación elevaría de 18 a 21 años la edad legal para adquirir rifles semiautomáticos, luego de que en las últimas semanas dos atacantes de 18 años que usaron este tipo de armamento causaran 31 muertes entre Buffalo, Nueva York, y Uvalde, Texas, incluyendo 19 niños en una escuela primaria.

Además, el proyecto convertiría en delito federal importar, fabricar o poseer cargadores de gran capacidad y establecería subvenciones para la recompra de los que ya están en poder de la ciudadanía.

Se espera que la Cámara en pleno emita su voto la próxima semana sobre la ley, que se conoce con el nombre de 'Protegiendo a Nuestros Niños' y es impulsada por la bancada demócrata como una medida simbólica, sólo para dejar constancia de su posición, a sabiendas de que se estrellará con la oposición de los republicanos una vez que pase al Senado.

Jerrold Nadler, presidente del Comité Judicial de la Cámara, respondió este jueves con energía a las críticas contra el proyecto. "¿Dicen ustedes que es muy pronto para tomar acciones?, ¿Que estamos politizando las tragedias para dar cabida a nuevas políticas? Han pasado 23 años desde Columbine, 15 desde Virginia Tech, diez desde Sandy Hook, siete desde Charleston y cuatro desde Parkland, Santa Fe y la sinagoga Árbol de la Vida en Pittsburgh. ¿Muy pronto, amigos míos? ¿Qué diablos están esperando?", reclamó dirigiéndose a los republicanos.

Las discusiones se producen el mismo día en que el presidente Joe Biden ofrece un mensaje a la nación para exigir mayores límites a la tenencia de armas, en un esfuerzo por poner presión sobre el Congreso.

Con AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente