Marcelo Flores y la necedad para Qatar 2022 que lo llevó al Real Oviedo

·4 min de lectura
Marcelo Flores es nuevo jugador del Real Oviedo en la Segunda División de España. Fue cedido a préstamo sin opción a compra (Foto de: ALFREDO ESTRELLA / AFP) (Foto de: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images)
Marcelo Flores es nuevo jugador del Real Oviedo en la Segunda División de España. Fue cedido a préstamo sin opción a compra (Foto de: ALFREDO ESTRELLA / AFP) (Foto de: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images)

Marcelo Flores sigue escribiendo nuevos episodios en su carrera, pero no precisamente por lo que ha hecho últimamente dentro del campo. En esta ocasión, el atacante mexicano de 18 años de edad se convirtió en nuevo jugador del Real Oviedo, de la Segunda División de la Liga Española. El motivo del valiente cambio fue la búsqueda de minutos, pues el futbolista mexicano mantiene intacto el sueño de estar entre los seleccionados para Qatar 2022.

Esta tampoco es una acción que sea poco usual. Regularmente, los clubes de gran envergadura en Europa mandan a préstamo – caso de Flores– a sus jóvenes promesas a otros equipos para que puedan desarrollarse sin ninguna presión y puedan generar mayores atributos futbolísticos. La rara situación con el mexicano es que casi nunca se ven este tipo de transferencias con jugadores menores de los 21 años de edad. Sin embargo, que los procesos de Marcelo se vean apresurados tampoco es algo nuevo. Flores ha sido señalado como un jugador hecho y derecho, cuando la realidad es totalmente distinta. Las expectativas en torno al jugador se han vuelto totalmente desproporcionadas.

Durante los últimos meses, Marcelo se ha convertido para muchos en ese jugador distinto que se puede convertir en el nuevo “ídolo” de todo México, incluso cuando hace cosas intrascendentes: “Marcelo Flores realizó jugada que casi termina en gol en juego del Arsenal” publicó el Diario Récord en una ocasión. Algo bastante común en los medios cuando algún futbolista nacional se encuentra desarrollándose en el viejo continente. No obstante, Gerardo Martino, técnico de la Selección Mexicana, se encargó de tratar de frenar todos los elogios al joven atacante y destacó que no había que presionarlo: “Es un jugador muy joven. Hay que tenerle paciencia, llevarlo despacio, no cargar demasiado peso en su espalda”.

Todo lo mediático que Marcelo Flores podía llegar a ser se ha formulado desde México. Ante la encrucijada de Flores por decidirse a jugar internacionalmente con México o Canadá, las críticas en los medios y las redes hacia Martino eran tema de diario. No nos lo fueran a ganar.

En abril de este año, Flores señaló que podía elegir jugar con aquella selección que le asegurara un boleto en Qatar 2022. La afición mexicana, cegada por su fanatismo, sentenciaba que Marcelo debía ser convocado, casi naturalmente, por el simple hecho de jugar en el Arsenal Sub-20. Pero ni siquiera tienen el conocimiento del nivel en dicha liga menor. El periodista Guillermo Navarro, experto en categorías menores de la Premier League, ha llegado a señalar que en algunos casos, el nivel de dichas categorías está por debajo del nivel de la propia Liga MX por las limitantes de edad.

México es un país urgido de ídolos y Marcelo hoy no es uno de ellos. Flores ni siquiera pudo debutar en el primer equipo del Arsenal y se marcha a la arriesgada aventura por tratar de subirse al Mundial, aunque difícilmente puede ser convocado. Marcelo goza de buenas capacidades futbolísticas, pero su madurez para afrontar un torneo de dicha envergadura es casi nula. Y fue el propio futbolista que dio razón de ello. Apenas en la primera jornada de la Nations League de la Concacaf que se jugó en junio, y donde México enfrentó a Surinam, Marcelo quiso hacerse presente en el marcador al cobrar un penalti que terminó por errar. Su rostro desencajado manifestó un grito reprimido de desesperación. Se había presentado hasta ese momento como alguien que jamás podía equivocarse.

Este movimiento apresurado por cambiar de aires, probablemente fue petición directa del propio jugador y la gente que lo rodea, pues sería poco probable que el Arsenal pudiera tomar dicha iniciativa en una etapa tan temprana del jugador. A Marcelo se le ha colocado la etiqueta de “promesa” y sus condiciones de juego son la razón directa, no obstante, la exageración de ellas lo han colocado en un puesto que todavía le queda grande.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR I EN VIDEO:

Leyendas de TV en México se rebelan en elección de sindicato de actores

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente