Los problemas de salud que hay detrás de las marcas de los calcetines

Mónica De Haro
·6 min de lectura

Las marcas de los calcetines son un signo de hinchazón en la parte inferior de la pierna que podría deberse a la presión arterial alta. Pero la inflamación en rodillas, tobillos y pies también puede estar causada por problemas circulatorios y linfáticos, insuficiencia cardiaca, enfermedades renales o hepáticas y obesidad. ¿El signo más claro? Las marcas que dejan los calcetines

Si los síntomas son leves y no ocurren con frecuencia no supone un problema, pero si la inflamación es recurrente o empeora y va a más, sobre todo en la parte inferior de la pierna, podría ser un signo de un problema de salud crónico. (Foto: Getty)
Si los síntomas son leves y no ocurren con frecuencia no supone un problema, pero si la inflamación es recurrente o empeora y va a más, sobre todo en la parte inferior de la pierna, podría ser un signo de un problema de salud crónico. (Foto: Getty)

Seguro que os ha pasado más de una vez. Te levantas por la mañana, escoges tus calcetines favoritos, te los pones y parece que todo encaja, te quedan perfectos y no podrías estar más cómodo. Pero según van pasando las horas, empiezas a sentirte incómodo y a notar una extraña sensación en los tobillos y las piernas.

Aguantas el tirón como puedes y al final de día compruebas que tus sospechas son ciertas, tienes hinchazón o edema en los tobillos y se te ha quedado la marca de los calcetines. Puede parecer una tontería o deberse a una simple dilatación de las venas en épocas donde las temperaturas son más altas. Pero si las marcas de los calcetines son habituales y ocurre durante todo el año, hay que analizar los posibles motivos.

Estar de pie o sentado demasiado tiempo puede causar <a href="https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-del-coraz%C3%B3n-y-los-vasos-sangu%C3%ADneos/s%C3%ADntomas-de-los-trastornos-cardiovasculares/hinchaz%C3%B3n" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:hinchazón o edema" class="link rapid-noclick-resp">hinchazón o edema </a>en la parte inferior de la pierna, con síntomas como zapatos apretados y marcas de calcetines. (Foto: Getty)
Estar de pie o sentado demasiado tiempo puede causar hinchazón o edema en la parte inferior de la pierna, con síntomas como zapatos apretados y marcas de calcetines. (Foto: Getty)

Que los tobillos se hinchen no es normal

Si de manera constante encuentras que los elásticos de los calcetines te dejan marca en los tobillos, es posible que estés reteniendo líquidos, lo que se conoce como edema periférico. La piel se ve brillante y tirante debido a la hinchazón que produce la acumulación de líquidos. Muchas veces es leve y la hinchazón se va por sí sola.

Sin embargo, los cardiólogos consideran que debe evaluarse si se convierte en un problema común. Incluso si ocurre de manera ocasional, no estaría de más consultarlo con tu médico de cabecera. Y es que las marcas de los calcetines pueden indicar presión arterial alta. Esta sería una de las causas por las que se te queda la marca del elástico los calcetines.

Además, la presión arterial alta puede ir acompañada de disfunción diastólica, un tipo de insuficiencia cardíaca que dificulta que el corazón bombee sangre por todo el cuerpo. El cuerpo responde a un flujo sanguíneo insuficiente reteniendo el líquido que se deposita en las partes más bajas del cuerpo, generalmente las piernas y los pies.

La hinchazón aparece, por tanto, cuando se acumula un exceso de líquido en la parte inferior de las piernas. El edema generalmente no es doloroso por sí solo, pero usar zapatos y calcetines puede resultar incómodo si sus piernas y pies están hinchados.

"La retención de sodio causa presión arterial alta y retención de líquidos, que es la razón más común por las que se hincha la parte inferior de las piernas”, explican desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Utilizar medidas de compresión adecuadas puede aliviar las molestias. (Foto: Getty)
Utilizar medidas de compresión adecuadas puede aliviar las molestias. (Foto: Getty)

La insuficiencia venosa es otro problema cardiovascular que puede provocar hinchazón. Esto ocurre cuando las venas de las piernas no permiten que la sangre regrese al corazón. Cuando las válvulas de las venas no funcionan bien, la sangre se puede acumular en las piernas y causar una inflamación dolorosa. Esta condición también es conocida por causar venas varicosas.

Los problemas renales y hepáticos y ciertos medicamentos también pueden causar hinchazón en la parte inferior de la pierna. De ahí que sea importante acudir al médico para que este pueda realizar las pruebas necesarias con el fin de averiguar qué está causando el problema.

Si es retención de líquidos...

Cuando no existe ninguna enfermedad subyacente como las que he hemos mencionado, los síntomas de retención de líquidos se deben, mayoritariamente, a un exceso de permeabilidad capilar. Es decir, los fluidos se fugan a través de los capilares sanguíneos y se acumulan en los tejidos, generando esos molestos problemas de retención.

Es un trastorno muy común, especialmente entre las mujeres, ocasionando una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos.

La mejor manera de detectarlo

Además de la hinchazón en las piernas y en los tobillos, los síntomas del edema son el aumento de peso inexplicable, el aumento del perímetro addominal y la presencia de fóvea (si presionamos la piel firmemente con el dedo, notamos un hundimiento que permanece durante algunos minutos o segundos después de que hemos quitado el dedo).

Para saber si tienes retención de líquidos debes examinar tus manos, piernas, tobillos y pies para ver si hay señales de inflamación; fíjate si tus anillos, relojes o brazaletes te quedan más ajustados que antes; comprueba si tus medias o calcetines te dejan una marca alrededor de las piernas, y presiona cualquier zona hinchada con el dedo pulgar y levántalo. Si la marca es claramente visible, es muy probable que sufras retención de líquidos. son las dos formas más sencillas

Los signos más frecuentes son:

- Hinchazón de tobillos: aparecen marcas de los calcetines, los tobillos pierden definición, no se observan con nitidez los relieves óseos, etc.

- Pesadez de piernas: sensación de cansancio y molestia en toda la extremidad inferior, como si pudiéramos con ellas, como si no tiraran de nosotros y nosotros tuviéramos que tirar de ellas. Piel esponjosa, sobre todo a nivel de las rodillas.

- Congestión de manos: las manos se hinchan, los dedos están embotados, cuesta quitarse los anillos. Pueden llegar a aparecer calambres, acorchamiento y hormigueos en las puntas de los dedos.

- Ojos hinchados: pesadez de ojos con acumulación de líquido periorbital, causando un aspecto asténico y fatigado (es frecuente por las mañanas, o con el cansancio al final del día).

- Distensión abdominal: el vientre se hincha a lo largo del día, sin tener relación directa con la ingesta de alimentos. Puede alterarse más habitualmente en fase premenstrual.

- Sensibilidad mamaria: aumento considerable del tamaño del pecho e hipersensibilidad al tacto en los pezones. Frecuentemente, también, aparece en fase premenstrual o a partir de la ovulación.

Más historias que pueden interesarte:

Piernas hinchadas: podría ser un aviso de que el corazón no funciona tan bien como debería

Por qué se hinchan las manos y los pies

A los 20 también puedes tener calambres (y varices) en las piernas