Marc y Alex Márquez vuelven a entrenar motocross

Madrid, 21 may (EFE).- Marc Márquez, vigente campeón del mundo de MotoGP, y su hermano Alex Márquez, pilotos oficiales del equipo Repsol Honda en el campeonato del mundo de motociclismo, han vuelto a la actividad en moto y ya se entrenan con las de motocross en el circuito de "El Bosquet de Ponts", en la provincia de Lérida.

Marc y Álex Márquez han vuelto a empezar sus entrenamientos habituale,s siempre siguiendo las pautas y recomendaciones de seguridad del Gobierno y expertos en salud, con sus motos de motocross en el circuito de "El Bosquet de Ponts", en Lérida, desde este martes 19 de mayo.

Los hermanos Márquez continuarán manteniendo sus entrenamientos mientras esperan con ganas el regreso del Campeonato del Mundo de MotoGP, junto con todo el equipo Repsol Honda.

En una nota de prensa difundida por el equipo Repsol Honda, Marc Márquez reconoció que "después de dos meses, honestamente, ha sido un poco extraño volver entrenar en moto".

"Pero pronto me he sentido mejor, ya que todos los músculos y la mente han empezado a recordar de nuevo", añadió.

"Ha sido realmente agradable poder volver a pilotar, es una sensación que no puedes encontrar en ningún otro lado y paso a paso nos acercamos más y más a la vida normal y ésta es la parte más importante", dijo el campeón del mundo de MotoGP.

Su hermano, Alex Márquez, manifestó que para él "es genial poder volver a un entrenamiento más normal y ha sido un verdadero placer volver a hacer motocross".

"Cuando algo como esto es tu pasión, siempre lo disfrutas mucho, por lo que ha sido especial volver a pilotar, necesitamos la moto en nuestras vidas y durante al menos un rato, ha sido como si todo fuera normal", indicó el pequeño de los hermanos Márquez.

"Desafortunadamente, el mundo aún no ha vuelto a la normalidad y nosotros, como pilotos, al igual que todos los demás, debemos seguir adaptándonos y hacer nuestro mejor esfuerzo en esta situación. Ojalá podamos tener más días como este", destacó Alex Márquez.

(c) Agencia EFE