María Jesús Montero, quinta mujer portavoz del Gobierno

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. EFE/Juan Carlos Hidalgo/Archivo

Madrid, 9 ene (EFE).- María Jesús Montero, que será la portavoz del nuevo Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, según han anunciado este jueves fuentes del Ejecutivo, se convertirá en la quinta mujer en desempeñar este cargo.

La primera mujer portavoz del Gobierno fue la socialista Rosa Conde, en 1986, seguida de María Teresa Fernández de la Vega, de 2004 a 2010, que compaginó este puesto con la Vicepresidencia, al igual que la tercera en ocupar el cargo, Soraya Sáenz de Santamaría, del PP, entre 2011 y 2016.

Montero, quien mantendrá la cartera de Hacienda, sucederá en el cargo a Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional, que ha estado en el cargo desde junio del 2018, cuando Pedro Sánchez llegó a la Presidencia del Gobierno tras la moción de censura que desbancó al popular Mariano Rajoy.

En este puesto, Celaá relevó a al ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, que también era portavoz del Ejecutivo.

Su predecesora en el cargo fue Sáenz de Santamaría, que compaginaba la Portavocía con la Vicepresidencia primera del Gobierno de Rajoy, y estuvo en el puesto entre diciembre de 2011 y noviembre de 2016.

Sáenz de Santamaría fue la tercera mujer en convertirse en portavoz, después de la socialista María Teresa Fernández de la Vega, que compaginó con el de vicepresidenta.

La socialista valenciana puso voz a las decisiones del gobierno de Rodríguez Zapatero desde abril de 2004 hasta octubre de 2010, cuando abandonó el cargo para pasar al Consejo de Estado y fue relevada como portavoz por Alfredo Pérez Rubalcaba.

Anteriormente, fue la también socialista Rosa Conde, en 1986, la primera mujer portavoz de un gobierno de España, de la mano de Felipe González, quien la eligió para este cargo al inicio de su segunda legislatura.

Conde se mantuvo en este puesto de portavoz hasta el inicio del cuarto gobierno de González, en 1993, cuando pasó a serlo Pérez Rubalcaba, quien repitió posteriormente tras Fernández de la Vega.