Mapa de la guerra | Ucrania recupera Jersón y Rusia niega admitir su fracaso tras repliegue

La ciudad de Jersón vuelve a estar bajo el control de Ucrania, así lo anunció el organismo de inteligencia militar ucraniano, al tiempo que hacía un llamamiento a las tropas rusas que aún permanecen en la región para que se entreguen.

El Ministerio de Defensa ruso ha afirmado que durante la gran retirada de su Ejército de Jersón hacia el otro lado del río Dniéper, no sufrió pérdidas humanas ni equipamiento militar.

El Kremlin ha negado que su repliegue sea un "fracaso ", y en su lugar lo ha calificado de "reordenamiento".

Pero el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) dice que Ucrania tiene ahora la ventaja y está en proceso de conseguir una gran victoria en toda la región de Jersón, después de haber recuperado la ciudad, la única capital regional que Rusia había ocupado desde que comenzó la guerra en febrero.

Se conoce que antes de la retirada Rusia tenía hasta 40.000 soldados en la región, y la mitad de ellos estaban apostados en la orilla occidental del río Dniéper, en la ciudad de Jersón y sus alrededores.

El único cruce de carretera cercano de la ciudad de Jersón a la orilla oriental del rió -el puente Antonovski- ha sido destruido. Esta es una foto de una emisora pública ucraniana que confirma el hecho.

El Instituto para el Estudio de la Guerra dice que la gran victoria ucraniana en el óblast de Jersón no será la última. Los combates continuarán en el eje sur del país: en Bajmut, en la región de Donetsk -el único lugar donde las fuerzas rusas siguen intentando ofensivas significativas- y en el norte de la región de Lugansk, mientras las fuerzas ucranianas continúan con las operaciones de contraofensiva

Por su parte, la campañas rusa para capturar estas cuatro regiones -que Moscú decía haberse anexionado- culminaron hace meses y las fuerzas rusas están completamente a la defensiva en la mayor parte de la línea del frente.

Dicen los grupos de expertos que los funcionarios rusos están ocupados intentando entrenar a 120 000 reclutas para desplegarlos en el frente en primavera. Es probable que las fuerzas ucranianas pretendan liberar la mayor cantidad posible de territorio ocupado antes de que lleguen esos refuerzos rusos.

El Instituto para el Estudio de la Guerra no cree que los combates en Ucrania se detengan o entren en un punto muerto debido al clima invernal.

El frío podría perjudicar de forma desproporcionada a las fuerzas rusas mal equipadas en Ucrania, pero es poco probable que las fuerzas ucranianas bien abastecidas detengan sus contraofensivas e incluso podrían aprovechar el terreno helado para moverse con más facilidad.