Mapa de la guerra en Ucrania | La contraofensiva ucraniana desata el pánico en las fuerzas prorrusas

·1 min de lectura

Las fuerzas ucranianas siguen atacando los recursos militares, de transporte y logísticos rusos en el sur de Ucrania, en la región de Jersón.

Mientras, la contraofensiva continúa en el noreste, con el avance de Ucrania en la región de Lugansk.

Veamos la situación sobre el terreno ahora.

El Instituto para el Estudio de la Guerra dice: Es probable que las fuerzas ucranianas continúen con operaciones ofensivas limitadas y localizadas a través del río Oskil y a lo largo de la línea Lyman--Bilohorivka.

Veamos más de cerca Bilohorivka, porque las imágenes de combate geolocalizadas confirman que las tropas ucranianas han retomado Bilohorivka, que se encuentra a 20 km de la zona de Lisychansk-Severodonetsk. Ese fue el último reducto ucraniano en la región de Lugansk que Rusia capturó el 3 de julio.

O sea, Rusia ya no controla totalmente la región de Lugansk, y mucho menos la de Donetsk.

El Instituto para el Estudio de la Guerra dice: La urgencia entre los partidarios de Rusia sobre la celebración de un referéndum de anexión inmediata de las regiones de Lugansk y Donetsk sugiere que la contraofensiva ucraniana en el norte está provocando el pánico entre las fuerzas prorrusas y algunos responsables del Kremlin.

¿Qué dice Moscú? El vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvédev, dijo que "los referendos en el Donbás son esenciales, no sólo para la protección sistemática de los residentes de esa zona y de otros territorios liberados, sino también para la restauración de la justicia histórica."