Mapa de la guerra | Rusia contraataca en Donetsk y convierte Genichek en capital de región

El Ministerio de Defensa ruso insiste en las ganancias territoriales rusas en la región de Donetsk, probablemente para enfatizar que las fuerzas rusas están intensificando las operaciones allí tras la retirada de la orilla este de Jersón.

Al hacer afirmaciones territoriales más concretas, según el Instituto para el Estudio de la Guerra, Moscú está estableciendo las condiciones de información para enmarcar los éxitos rusos en la región de Donetsk y restarle importancia al descontento por las pérdidas en Jersón.

El Instituto afirma que "Putin probablemente elevó al general del ejército ruso Sergey Surovikin y le permitió retirarse de Jersón occidental con la condición de que tomara el resto de la región de Donetsk utilizando las fuerzas rusas recuperadas de Jersón occidental, así como los militares movilizados recién llegados".

¿Qué fuerzas rusas están operando en esta región?

El Instituto para el Estudio de la Guerra dice que incluyen unidades convencionales de las Fuerzas Armadas rusas regulares, militares movilizados, tropas del grupo militar privado Wagner, formaciones del BARS (reserva de voluntarios rusos), unidades de la milicia de las llamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, soldados de las unidades chechenas de Ramzan Kadyrov y batallones de voluntarios.

Es probable que esta extraña mezcla de fuerzas rusas consiga algunos avances por su mero peso numérico, pero los defensores ucranianos, probablemente reforzados, la obligarán a detenerse en los próximos meses no muy lejos de sus puntos de partida.

Mientras tanto, en el sur, el ministerio de defensa ucraniano dice que con el abandono de la ciudad de Jersón, Rusia ha convertido la ciudad portuaria de Genichesk, en el mar de Azov, en "capital temporal" de la región ocupada.

Es probable que Rusia también redespliegue unidades de mando militar en la zona de Genichesk. Está bien posicionada para coordinar la acción contra posibles amenazas ucranianas tanto desde la ciudad de Jersón, en el oeste, como a través de Melitopol, en el noreste, y para recibir refuerzos desde Crimea. Sobre todo, está actualmente fuera del alcance de los sistemas de artillería ucranianos que han infligido graves daños a los puestos de mando rusos sobre el terreno.