Manifestantes animan a no pagar el alto coste de energía en el Reino Unido

·1 min de lectura

Decenas de personas protestaron ante la sede del regulador energético Ofgem en Londres, Reino Unido, tras anunciarse que el coste de la electricidad y el gas aumentará un 80 por ciento.

Los precios de la electricidad en Europa se dispararon el viernes hasta alcanzar nuevos récords, presagiando un amargo invierno en el que la invasión rusa de Ucrania inflige dolor económico en todo el continente.

El movimiento fue lanzado por la campaña "Don't Pay UK"("No pagues al Reino Unido"), que anima a la gente a no pagar sus facturas de energía a partir del 1 de octubre de 2022.

"Es una idea sencilla: Exigimos al gobierno que elimine las subidas de los precios de la energía y ofrezca energía asequible para todos. Vamos a hacer un millón de promesas y el 1 de octubre, si el gobierno y las compañías energéticas no actúan, cancelaremos nuestros débitos directos", así lo explican los organizadores de la huelga en Twitter.