Manifestación en la región siria de Idlib contra un grupo yihadista

Cientos de sirios se manifestaron este viernes en la región de Idlib, en el noroeste del país, contra el principal grupo yihadista, Hayat Tahrir al Sham (HTS), que había habilitado un pasaje hacia zonas del régimen, informó un corresponsal de la AFP y una oenegé.

La manifestación fue convocada para protestar contra la apertura de un punto de paso hacia territorios gobernados por el régimen sirio, aunque después de la concentración HTS -que controla buena parte de la provincia de Idlib y sectores aledaños de Alepo, Hama y Latakia- decidió dar marcha atrás al respecto.

"Se celebraron grandes manifestaciones en varias ciudades y pueblos de las provincias de Idlib y de Alepo para denunciar las prácticas de Hayat Tahrir al Sham", indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Los manifestantes declararon "que se oponían a la apertura de cualquier punto de paso hacia zonas controladas por las fuerzas del régimen", agregó la oenegé.

La mitad de los cerca de tres millones de la región de Idlib son desplazados que huyeron de otras regiones reconquistadas por Damasco.

El jueves, HTS habilitó un punto de paso para el comercio con las zonas controladas pro el régimen, en el pueblo de Miznaz, en el oeste de la provincia de Alepo, según el OSDH, mientras que el presidente Bashar al Asad está decidido a arrebatarle a los yihadistas los territorios que controlan en el noroeste del país.

Según un corresponsal de la AFP, HTS pretendía cobrar por el uso del punto de paso. Pero el viernes dio marcha atrás y declaró en un comunicado que había decidido "suspender" su decisión de abrir el punto de paso.

Un corresponsal de la AFP vio varios vehículos cruzando el punto de paso desde las zonas del régimen, pero no se sabía con certeza si el viernes por la noche el pasaje seguía funcionando.

Cientos de personas se manifestaron el viernes en Idlib y Alepo, con banderas de la oposición y clamando lemas contra el HTS, según el corresponsal.

Para Nizar Hamadi, un manifestante del pueblo de Maaret al Naasan, la apertura de ese pasaje muestra que HTS no se preocupa demasiado por la población de Idlib. "¿Cómo pueden jugar con las vidas de millones de personas?", se preguntaba.

Cerca de un millón de desplazados llegaron entre diciembre y marzo a la región de Idlib y sus alrededores, escenario de una ofensiva del régimen sirio, con el apoyo de Rusia, contra los yihadistas y los rebeldes, hasta la puesta en marcha de una tregua, el 6 de marzo.

Desde entonces, los combates han disminuido pero los habitantes temen que las tropas de Al Asad vuelvan a la carga. "Es un régimen criminal que nos ha matado, a nosotros y a nuestros hijos", afirmó Alaa, un manifestante. "¿Por qué deberíamos abrir un punto de paso con ellos?", lanzó.