Una manifestación de negacionistas en Bilbao acaba con disturbios y seis detenidos

Un grupo de jóvenes protestó durante la noche del jueves contra las medidas adoptadas en el territorio vasco para frenar la expansión de la pandemia. Sin organización previa ni aviso a las autoridades competentes, decenas de adolescentes se convocaron a través de las redes sociales para mostrar su repulsa en el casco histórico de Bilbao.

En un principio, los mensajes difundidos hablaban de una concentración a las 23:00, hora a partir de la cual ya no se permite la movilidad injustificada en Vizcaya, pero desde horas antes empezaron a agolparse en céntricas plazas como la de Indautxu con gritos de "libertad" y "queremos respirar".

El ambiente comenzó a calentarse con la aparición de algunos miembros de la Ertzaintza, la policía autonómica vasca, y las proclamas de los negacionistas aumentaron de nivel, causando destrozos en vehículos estacionados y quemando unos 25 contenedores, según fuentes del gobierno autonómico.

Los agentes cargaron contra los protestantes y se produjeron carreras y momentos de tensión por las calles bilbaínas que se saldaron con la detención de seis personas. Muchos vecinos mostraron su indignación desde los balcones y ventanas de sus edificios ante la actitud de los manifestantes.

El lehendakari Iñigo Urkullu ha calificado estos acontecimientos como "actos terroristas". El vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha expresado su rechazo a estas conductas irresponsables "que ponen en riesgo al resto de la población". Entre los detenidos hay personas con antecedentes por desorden público.