Miles de independentistas catalanes marchan en Bruselas para "despertar" a Europa

Por Toni CERDÀ
1 / 3
Carles Puigdemont, seguido por el expresidente catalán Artur Mas, saluda a la gente durante la manifestación independentista catalana celebrada este jueves 7 de diciembre en Bruselas

"¡Despierta Europa!". Bajo este lema, decenas de miles de independentistas se manifestaron este jueves por las calles de Bruselas para llamar la atención sobre la situación en Cataluña, cuya autonomía intervino el gobierno español tras una declaración unilateral de independencia.

"¿Han visto en algún lugar del mundo una manifestación como esta para apoyar criminales? ¡No!", dijo al término de la marcha el líder independentista Carles Puigdemont, instalado en Bélgica desde finales de octubre tras ser cesado como presidente regional por Madrid.

Bajo una persistente llovizna y unos dos grados de temperatura, los "45.000 manifestantes", según la policía, inundaron de banderas independentistas el barrio europeo en una marcha de tres horas bajo el lema "Europe wake up! Democracy for Catalonia" (¡Despierta Europa! Democracia para Cataluña).

Desde la convocatoria el 1 de octubre en Cataluña de un referéndum de autodeterminación suspendido por la justicia española, la UE consideró siempre esta crisis política como un asunto interno de España y expresó su respeto a la legislación española y al gobierno central de Mariano Rajoy.

A unos cientos de metros de la marcha, la Comisión Europea reiteró este jueves su mensaje. "Todos los ciudadanos tienen el derecho a organizarse para expresar (...) un deseo político de cambio", dijo su vicepresidente Frans Timmermans, precisando que esto no puede implicar "ignorar la ley".

Después que el parlamento regional proclamara unilateralmente la independencia de Cataluña, Madrid tomó bajo su tutela la autonomía catalana, cesó al ejecutivo catalán y convocó comicios regionales para el 21 de diciembre, mientras la justicia abría casos por rebelión contra los líderes secesionistas

- Marea amarilla -

Banderas independentistas se alzaban entre una muchedumbre con impermeables, gorros, bufandas y todo tipo de prendas amarillas, el color utilizado para reclamar la excarcelación de cuatro líderes independentistas acusados de rebelión, entre ellos dos miembros del gobierno regional destituido.

"Los países de la UE tienen que obligar un poco a Rajoy al diálogo y a aceptar el resultado de un referéndum, sea el que sea", indicó a la AFP Montserrat Mante, de 73 años, quien viajó a la capital belga junto a su marido y su nuera desde la ciudad catalana de Badalona.

Para evitar las acciones judiciales y llevar la situación más allá de los Pirineos, Puigdemont se marchó a Bélgica a finales de octubre junto a cuatro miembros de su ejecutivo, país que "por el momento" no piensan abandonar después que España retirara su petición de extradición.

"No podemos abandonar a nuestro presidente que está en el exilio aquí", dijo Antoni Llenas, de 59 años y procedente de la localidad de Begues (cerca de Barcelona). "Estamos aquí para continuar la lucha por la independencia y pedir la libertad de los presos políticos".

- Políticos en campaña -

Además de los llamados a Europa, la marcha organizada por las organizaciones Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, que preveían una asistencia de "más de 20.000 personas", representó una ocasión para que los candidatos a las regionales hicieran campaña electoral.

"El 21 de diciembre todo el mundo a votar", "cada voto será un grito por la libertad", dijo la secretaria general de ERC (izquierda), Marta Rovira, leyendo una carta enviada por el líder de esta formación independentista, Oriol Junqueras, que se encuentra en prisión preventiva en Madrid.

Ex aliados en el gobierno regional que impulsó la independencia, ERC adelanta a la formación de Puigdemont (derecha), que se presenta bajo la lista 'Junts per Catalunya', en los sondeos, que apuntan además a un empate entre los independentistas y los partidarios de la unidad de España.

Desde España, el candidato a las elecciones regionales por el gobernante Partido Popular (PP) en España, Xavier García Albiol, calificó de espectáculo "esperpéntico" la marcha de Bruselas que defiende "un señor que ha intentado llevar a cabo un golpe de Estado".

Y la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, ironizó sobre la celebración de la marcha en plena campaña electoral, asegurando que "algunos votantes del señor Puigdemont han tenido que ir a visitarlo" y criticó que echen "piedras sobre el tejado europeo cuando no les secundan".

Los independentistas comparan no obstante la respuesta del gobierno español con la dictadura de Francisco Franco (1939-1975). "¿Estos son los valores de la UE?", rezaba una pancarta durante la manifestación.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines