Manifestación contra los ataques xenófobos de hace treinta años en la ciudad alemana de Rostock

Recordar significa cambiar. Unidos contra el racismo. Con este eslogan se han manifestado este sábado unas 3 500 personas en Rostock contra los ataques xenófobos masivos que tuvieron lugar hace treinta años en esta ciudad del norte de Alemania.

En agosto de 1992, un centro de solicitantes de asilo fue objeto durante cinco días del asalto furibundo de un grupo de individuos mientras la policía miraban para otro lado y algunos vecinos aplaudían.

No hubo muertos pero nunca se depuraron responsabilidades.