Manhattan tiene un rascacielos con una plataforma de cristal en lo alto para ver Nueva York que da vértigo

El 15 de septiembre de 2020 se inauguró en Nueva York (Estados Unidos) el One Vanderbilt y en poco tiempo se ha convertido en un icono de la arquitectura de la Gran Manzana. Poco más de un año después, este 21 de octubre, se abre en el rascacielos de 427 metros de altura una increíble plataforma de cristal para disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad que nunca duerme. Y de mucho más, ya que ofrece una experiencia única. Eso sí, no recomendable para aquellos que sufren de vértigo.

The Summit, como ha sido bautizado el observatorio, se encuentra entre las plantas 57 y 59 de las 67 con las que cuenta el One Vanderbilt a 369 metros de altura, distancia a la que se puede subir a bordo de uno de los ascensores exteriores de cristal que rodean la torre. No se trata solo de un mirador. Dividido en varias estancias, todas rodeadas de cristal, cuenta con terrazas suspendidas al aire libre, cajas que sobresalen del rascacielos, un bar para tomar algo sobre la Madison Avenue de Manhattan o una sala repleta de espejos y esferas en la que el visitante no sabrá si está flotando o a punto de caer al vacío.

En total son cuatro niveles y 6.000 metros cuadrados de puro vértigo y sensaciones únicas. Los interiores han sido diseñados por el estudio noruego Snøhetta y el artista Kenzo Digital es el responsable de la sala de espejos y esferas, llamada Air.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente