Mandos incompetentes y demasiadas muertes: marines rusos denuncian a sus comandantes en Donetsk

Soldados ucranianos revisan un tanque ruso capturado en la carretera a Bakhmut, en Donetsk, el pasado 27 de octubre. (Photo: Efrem Lukatsky via AP)
Soldados ucranianos revisan un tanque ruso capturado en la carretera a Bakhmut, en Donetsk, el pasado 27 de octubre. (Photo: Efrem Lukatsky via AP)

Soldados ucranianos revisan un tanque ruso capturado en la carretera a Bakhmut, en Donetsk, el pasado 27 de octubre.  (Photo: Efrem Lukatsky via AP)

Un grupo de soldados de la Brigada Marina número 155 de la Flota Pacífica de Rusia, una de sus unidades de élite, ha publicado una carta insólita, en la que critica con inusual dureza a sus mandos y la apuesta por invadir Ucrania. Pocas veces se lee una enmienda a la totalidad de las órdenes recibidas como esta. El documento da cuenta de quejas por las elevadas bajas sufridas en un ataque que, según afirman, fue planeado de forma incompetente. Ha sido difundido por el medio independiente ruso Meduza, establecido en Letonia y cuya web ha sido bloqueada por las autoridades de Moscú.

En la misiva, enviada al gobernador de Primorye, Oleg Kozhemyako, lamentan las acciones de sus mandos, “de las que se derivaron grandes bajas”. Hablan directamente de “una incomprensible ofensiva” a la que se les “arrojó”, que les ha costado más de 300 muertos y la mitad de sus vehículos acorazados, pese a estar considerada una fuerza de asalto de primer nivel. Todo, en apenas cuatro días.

La gota que parece haber colmado su paciencia ha sido un ataque contra la pequeña localidad de Pavlivka, cerca de Donetsk, informa EFE, donde las fuerzas rusas fueron rechazadas por efectivos ucranianos que abrieron fuego desde posiciones más elevadas. Los datos aportados por los marines corroboran las informaciones transmitidas a sus familias en los últimos días y también las publicaciones hechas por medios locales ucranianos a finales de octubre, que dan cuenta de la fiereza del combate y de los daños causados a las tropas de Vladimir Putin.

La carta no sólo es una queja, sino que señala culpables: el comandante del Distrito Militar del Este, el teniente general Rustam Muradov; el comandante de la Brigada de Infantería Naval 155, el coronel Zurab Akhmedov, y el jefe del Estado Mayor de Rusia, Valery Gerasimov. Y también contiene una exigencia: los militares reclaman al gobernador del que dependen, en el este de Rusia, que pida cuanto antes al comandante en jefe supremo de las fuerzas armadas el envío de una comisión independiente para investigar lo ocurrido. No quieren que sea el Ministerio de Defensa del temido Serguéi Shoigú el que se haga cargo, porque temen que así no se conozca la verdad.

Los blogueros se suman

Además, los milblogger rusos, dedicados específicamente a cubrir noticias sobre la guerra en Ucrania, han empezado también a elevar sus críticas contra altos mandos militares del Klemlin por las “enormes pérdidas” registradas en Donetsk, junto a Lugansk, territorio en guerra desde hace ocho años y anexionado ilegalmente el pasado septiembre por Putin.

Según el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), un centro de estudios estadounidense especializado en conflictos internacionales, el Ministerio de Defensa de Rusia emitió una inusual declaración en respuesta a las protestas generalizadas publicadas este lunes por estos blogueros militares o milblogger locales, en las que criticaban las pérdidas militares justamente de este grupo de élite que ahora se queja por carta.

El ISW sostiene que esta no es la primera vez que los comentaristas rusos favorables a la guerra critican una operación militar fallida. Ya lo hicieron tras la destrucción de una brigada de fusileros motorizados que cruzaba el río Siverskyi Donets el pasado 11 de mayo.

El centro de estudios estadounidense también asegura que se ha gestado un sentimiento de “ira generalizada por los fracasos militares rusos en Ucrania y se ha extendido más allá de la comunidad de blogueros hacia la esfera pública”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR